Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre vivió tres años con el cuerpo de su hijo muerto en Argentina

Policía argentinaLos Andes

En la ciudad argentina Villa Mercedes un hombre guardó el cadáver de su hijo durante tres años. El fallecido tenía tan sólo 26 años, vivía con su padre, era esquizofrénico y sufría convulsiones. Una situación que todavía está investigando la unidad de policía de la ciudad donde ha ocurrido el suceso.

Todo comenzó cuando la policía encontró restos óseos en una casa de la ciudad puntana de Villa Mercedes, el dueño de la vivienda admitió que pertenecían a su hijo de 26 años, con cuyo cuerpo convivió durante tres años. Según argumenta el acusado el joven fallecería por causas naturales, como así publica el medio argentino Los Andes tras conectar con fuentes de la investigación.
El hallazgo se produjo el lunes, pasadas la una del mediodía, en una casa situada en Madre Cabrini al 309, de Villa Mercedes, ubicada a unos 120 kilómetros de la capital de la provincia de San Luis.
Los agentes de la sección 9 acudieron a la vivienda por orden del juez Leandro Estrada, luego de una denuncia presentada el 14 de este mes por la madre de un joven esquizofrénico de 26 años, quien aseguró que no sabía nada de su hijo desde hacía tres años, ya que éste vivía con el padre, quien no dejaba que lo viera. La mujer, identificada como Emma Bilma Chavero, relató en su denuncia que su ex pareja Carlos Agustín Pedernera es padre de dos de sus hijos y que uno de ellos, Carlos Augusto Pedernera, a los 15 años se fue a vivir con él.
Según Chavero, desde hacía tres años no veía a su hijo y que se había enterado de que los vecinos de la casa tampoco sabían nada de él desde ese lapso de tiempo.
La policía allanó la vivienda de Pedernera para acceder posteriormente a una habitación en estado de abandono y cerrada con llave, allí fue donde halló restos óseos envueltos en una frazada que estaba en el suelo. Aparentemente pertenecientes al hijo desaparecido.
El dueño de casa aseguró rotundamente a los efectivos que los restos pertenecían a su hijo, un joven de 26 años, esquizofrénico y que sufría convulsiones, quien murió hace aproximadamente 3 años.
Los restos fueron trasladados a la morgue judicial, para ser sometidos a estudios con el fin de establecer si efectivamente pertenecen a Pedernera e intentar determinar las causas de la muerte.