Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hospital materno-infantil de Mosul occidental reabre tras meses de guerra contra el Estado Islámico

La unidad materno-infantil del Hospital General de Mosul occidental ha reabierto sus puertas esta semana, después de pasar varios meses cerrado debido a la guerra que libran las fuerzas iraquíes para expulsar a los terroristas del Estado Islámico de esta importante ciudad, según ha informado el Fondo de Naciones Unidas para la Población (UNFPA).
El hospital, que es el único dedicado a mujeres y niños en la parte oeste de Mosul, daba servicio a más de 200.000 pacientes antes de que estallaran los combates. La ONU calcula que gracias a su puesta en marcha se evitará la muerte de 1.800 mujeres y 600 bebés.
"Las servicios de intervención de urgencia y de salud reproductiva serán accesibles de nuevo para miles de mujeres y niños después de pasar años sin acceso" por la presencia del Estado Islámico, ha dicho el representante de la UNFPA en Irak, Ramanathan Balakrishnan, en un comunicado.
El centro médico ha podido recobrar su actividad gracias a los fondos aportados por el Gobierno de Australia a UNFPA. Además, esta inyección de dinero ha permitido comprar ambulancias, abrir clínicas móviles y ampliar la atención reproductiva a otras zonas de la ciudad, incluido el campo para desplazados internos de Hamman Aleel.
La ofensiva para echar a Estado Islámico de la capital iraquí de su autoproclamado califato comenzó el 17 de octubre. A principio de año, las fuerzas gubernamentales, apoyadas por milicias locales y la coalición internacional que lidera Estados Unidos, recobraron la parte este. Ahora, Bagdad asegura que la reconquista de la zona occidental es inminente.