Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se hunde una plataforma de gas en Venezuela

La plataforma de gas Aban Pearl, situada en el Caribe venezolano se ha hundido en el mar este jueves de madrugada. Lo ha informado el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a través de su cuenta en Twitter. El mandatario aseguró que el incidente no dejó víctimas, ni hay riesgo de fuga de gas.
"Con pesar les informo que se hundió la plataforma gasífera Aban Pearl hace pocos momentos. La buena noticia es que los 95 trabajadores están a salvo", escribió el líder venezolano en su cuenta @chavezcandanga, durante la noche.
Poco después, en declaraciones a la televisión estatal VTV, el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, garantizó que a diferencia de lo ocurrido en el Golfo de México, este hundimiento no representaba ningún riesgo medioambiental, ya que se trata de gas seco y fueron tomadas todas las medidas de seguridad necesarias.
"Se trata de una instalación grande y compleja, pero nos acompañan empresas especializadas en operaciones costa afuera, quienes nos han asegurado que no existe la posibilidad técnica de una fuga de gas", explicó Ramírez.
Hace tres semanas, una plataforma de BP explotó y se hundió Golfo de México. Once operarios murieron en el accidente, que desató uno de los peores derrames de crudo de la historia de Estados Unidos, que no se ha logrado detener aún.
Según la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), el pozo fue sellado inmediatamente y se activaron todas las válvulas de seguridad para preservar también la integridad del pozo.
"En este caso el gran riesgo son las pérdidas humanas. Nuestros planes de contingencia se orientan a salvaguardar la vida de los trabajadores y así lo hicimos", agregó Ramírez.
Los 95 trabajadores fueron trasladados a un buque taladro cercano sin que sufrieran ningún daño. 
El ministro de Energía explicó que la plataforma Aban Pearl era propiedad de la compañía india Petromarin, lo cual implica que las "responsabilidades están repartidas".
"Antes de empezar sus operaciones fue certificada de que estaba en condiciones para iniciar operaciones. Tenemos que ser muy cuidadosos en la investigación", declaró el ministro.
Ramírez detalló que se detectó un fallo en el sistema poco antes de la medianoche y comenzó a sentirse una inclinación importante en esta plataforma semisumergible debido a un fallo en "el sistema de flotación".
Tres horas después, la plataforma, que medía 72 metros por 72,  se había hundido completamente.
La estatal PDVSA incorporó en 2009 la plataforma Aban Pearl, situada en el golfo de Paria, muy cerca de Trinidad y Tobago, al ambicioso proyecto de exploración y producción de gas y petróleo Mariscal Sucre.