Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El huracan Irene arrasa en el Caribe con la mirada puesta en EEUU

Las consecuencias del paso de Irene por Puerto Rico. Foto: REUTERStelecinco.es
El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de República Dominicana ha declarado la alerta roja en 24 provincias y la amarilla en otras ocho ante la llegada del huracán Irene a las costas del país caribeño. Y es que Irene, el primer huracán de la temporada en el Atlántico, ya ha ocasionado cuantiosos daños y ha obligado a desplazarse a miles de personas en el Caribe mientras empieza a mirar a EEUU.
Las provincias más afectadas en República Dominicana por el paso de Irene son María Trinidad Sánchez, San Pedro de Macorís, La Romana y Sánchez Ramírez. En total, hay unas 1.000 personas desplazadas en el país.
Además, la provincia de Seíbo (noreste) está parcialmente incomunicada debido a la crecida del río Yabó a la altura del cruce entre los municipios de Sabana de la Mar y Hato Mayor. Por su parte, el alcalde de Santiago, Gilberto Serulle, ha declarado también la alerta roja sobre esta ciudad.
A causa del inminente temporal, las autoridades del aeropuerto de Cibao, en Santiago, han cancelado ocho vuelos operados por Jet Blue Airways con origen y destino en Nueva York y otro de American Airlines con origen y destino en esta ciudad dominicana.

Hace apenas unas horas, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos ha elevado a dos la categoría de Irene, que presenta vientos de hasta 155 kilómetros por hora y se encuentra a unos 210 kilómetros al este de Puerto Plata, en el país caribeño.
Haití también está bajo la amenaza de Irene, algo que preocupa mucho dado que en este país caribeño aún hay personas en tiendas de campaña desde el terremoto de 2010.
En las islas Vírgenes estadounidenses y británicas y en Puerto Rico hay al menos a un millón de personas sin electricidad.
El huracán en Puerto Rico ocasionó el desbordamiento de ríos, hay cerca de 900.000 personas sin energía eléctrica, más de 100.000 hogares sin agua y 770 personas se encuentran en refugios. El principal aeropuerto ha dejado de operar algunas de las principales carreteras están intransitables.
Hacia el vecino EEUU
Irene podría ganar intensidad en su camino a Estados Unidos, donde podría llegar a Carolina del Sur el próximo sábado. Si Irene toca tierra en el sureste de Estados Unidos, sería la primera vez que un huracán impacta a este país desde el 2008 cuando el ciclón Ike se abalanzó sobre Galveston, en Texas.