Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un incendio se cobra la vida de 35 bebés en una guardería en México

La peor tragedia ocurrida en una guardería en México provocó la muerte en el norteño estado de Sonora de 35 bebés, de entre tres meses y cinco años, la mayoría por asfixia. Además se encuentran heridos entre 40 y 50 menores y cinco adultos que han sido hospitalizados, algunos graves.
El siniestro se inició a las 15.00 hora local de la ciudad de Hermosillo (23.00 GMT) al parecer por la explosión de unos tanques de gasolina en un taller de neumáticos cercano a la guardería 'ABC'. Las llamas y el humo se extendieron a las instalaciones donde había entre 130 y 150 niños, según confirma una fuente de Protección Civil, además de cinco cuidadoras, las cuales resultaron heridas.
Los primeros informes señalan que el techo de la guardería era de un material inflamable, hecho que provocó que se derrumbara sobre los menores. No obstante, los peritos están investigando cómo se pudo originar el incendio y ya hay dos empleados del depósito de neumáticos que permanecen detenidos declarando ante la Policía.
 
Las autoridades han enviado vía aérea a los niños que resultaron más afectados a hospitales de Arizona , Estados Unidos,  El resto de heridos han sido trasladados a varios hospitales del estado de Sonora. El incidente ha tenido un gran impacto entre la población local, ya que algunos padres buscaban desesperados por los hospitales a sus hijos sin saber si estaban heridos o habían fallecido.
 
Una fuente de Protección Civil dijo que esa guardería recibe todos los días a unos 200 niños, pero que a la hora en la que se produjo el incendio varios habían sido recogidos por sus padres.
 
José Larrinaga, portavoz de la Procuraduría de Justicia de Sonora manifestó que los peritos están investigando Las autoridades federales han enviado a Hermosillo, capital de Sonora, un equipo de quince médicos expertos en reconstrucción y cuidados intensivos, tres ambulancias aéreas, medicamentos, materiales de curación y asistentes de respiración.
 
Después de conocerse la tragedia, el presidente de México, Felipe Calderón, expresó su "profundo dolor" por esta tragedia y envío un equipo de emergencia para atender a los heridos. Además dio instrucciones al director del Instituto Mexicano del Seguro Social, Daniel Karam, "para que se trasladara de inmediato al lugar y atendiera personalmente tanto a los niños afectados, como a los familiares de las víctimas, con el fin de que reciban todo el apoyo necesario" en el tiempo más breve posible. También ordenó al procurador general de la República, Eduardo Medina Mora, que "se inicien cuanto antes las investigaciones sobre lo ocurrido y, en su caso, se deslinden las responsabilidades correspondientes".
 
Por su parte, el gobernador de Sonora, Eduardo Bours, quien se encontraba de visita oficial en Scottsdale, Arizona (Estados Unidos), se vio obligado a regresar a México para supervisar directamente los trabajos de atención a las víctimas. Bours también expresó sus condolencias a las familias de las víctimas y prometió el apoyo del Gobierno estatal.