Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una mujer india mata a sus tres hijas por presión familiar para tener un hijo varón

En la India dejaron de nacer 50 millones de niñas en el siglo XX víctimas de abortos.telecinco.es
Acosada por su familia política, que le exigía dar a luz un hijo varón, una mujer india mató a sus tres hijas pequeñas en el norte de la India y luego trató de suicidarse, ha informado la Policía. Gauribai, de 35 años y residente del pueblo de Ragoliakhurd, en el estado de Uttar, arrojó ayer a un pozo a sus tres hijas, con edades comprendidas entre los dos meses y los cinco años, y más tarde intentó acabar con su propia vida, añadió la fuente.
"La mujer estaba muy deprimida tras dar a luz una niña, hace unos dos meses. Su familia política, ahora huida, solía acosarla física y mentalmente por dar a luz niñas", explicó el inspector de Policía B.P. Tiwari, citado por la agencia india IANS.
"Las tres niñas murieron en el lugar. Los aldeanos lograron rescatar a la mujer, que fue ingresada en un hospital", agregó Tiwari, quien dijo que las fuerzas de seguridad han detenido a varias personas para localizar a su familia política.
En la India, muchas familias prefieren tener varones: por tradición, el hijo hereda la propiedad y cuida de sus padres en la vejez, mientras que la hija abandona el hogar al encontrar marido en muchos casos tras el pago de una dote sustanciosa.
Por eso, en la mayoría de los casos bajo el mismo techo que su familia política, a la que en teoría deben subordinarse, millones de mujeres indias sufren presiones de todo tipo con el supuesto fin de perpetuar el linaje dando a luz un varón.
Según cálculos de Unicef, en la India dejaron de nacer 50 millones de niñas en el siglo XX víctimas de abortos. Además, la región del sur de Asia es la única del mundo donde las niñas pesan menos que los niños al nacer.
En vista de que los avances técnicos permitían averiguar el sexo del futuro bebé y alarmado por el aumento de abortos cuando el feto era femenino, el Gobierno indio aprobó una ley que prohíbe a los médicos revelar el sexo del embrión.