Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inmigración se dispara un 39 por ciento en Reino Unido a pesar de los intentos de Cameron por reducirla

La tasa de inmigración neta de Reino Unido, resultante de restar las personas que salen del país a las que llegan, se ha disparado en el último año un 39 por ciento, a pesar de los intentos del Gobierno de David Cameron por recortar el número de llegadas de extranjeros.
Según los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS), en el último año la tasa de inmigración ha sido de 243.000 personas, 68.000 más que el periodo anterior y lejos de las perspectivas del Ejecutivo de reducir la cifra por debajo de los 100.000.
En los doce meses previos a marzo de 2014, alrededor de 560.000 personas llegaron a Reino Unido en busca de trabajo, frente a los 492.000 registrados en el año previo. La emigración, por su parte, permaneció más o menos estable, en los 316.000, según informa el periódico 'The Guardian'.
Dos tercios del aumento de llegadas corresponden a ciudadanos de la Unión Europea, mientras que la cantidad de rumanos y búlgaros que emigraron a Reino Unido supuso 16.000 de las 68.000 llegadas adicionales, en especial a raíz del fin de las restricciones de movimiento a estos países a partir de enero.
En cuanto al número de estudiantes, el número ha permanecido estable en torno a los 177.000, mientras que también se ha registrado prácticamente el mismo nivel de solicitantes de asilos, con más de 23.000 durante el último año.