Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los insultos en Facebook entre dos amigos acaban en un apuñalamiento

Salum murió con 18 años. Foto: Daily Mailtelecinco.es
Salum Kombo, de 18 años tropezó y cayó al suelo antes de morir desangrado cerca del lugar donde su amigo le apuñaló, en el este de Londres, el pasado mes de diciembre. Su presunto asesino, de 15 años, fue detenido y admitió el apuñalamiento, pero afirmó que actuó en legítima defensa. Ahora, con 16 años, el único sospechoso ha negado los hechos.
Según informa el diario 'Daily Mail' , la rivalidad entre ambos jóvenes venía desde el pasado verano, después de que se pelearan en un partido de fútbol.
Según el portavoz de la acusación, David Jeremy, en los días previos al 20 de diciembre se había producido un intercambio de insultos y amenazas entre estos dos chicos, tanto directamente como a través del Facebook.
Jeremy afirma, según el diario británico, que la noche del 20 de diciembre el menor se encontró con unos amigos y, muy enfadado, les habló de la intención de apuñalar a Kombo. Uno de ellos trató de de calmarlo.
La acusación afirma que en ese momento llegó la víctima y se fueron juntos para resolver sus diferencias, cuando el menor sacó una navaja del bolsillo y, sin mediar palabra, acuchilló a su amigo en la parte superior del pecho. La víctima se derrumbó a un centenar de metros de distancia del lugar donde fue apuñalado y murió tendido en la acera.
La autopsia indica que falleció por una herida de arma blanca de 8 centímetros de profundidad que atravesó una vena, causando una gran pérdida de sangre. El arma nunca fue encontrada.
El menor acusado de asesinato dijo que estaba arrepentido de sus acciones y que Salum era su amigo.