Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos trece muertos por las inundaciones provocadas por las lluvias en la isla filipina de Mindanao

Al menos trece personas han muerto como consecuencia de las inundaciones y los deslizamientos de tierra provocados por las intensas lluvias caídas en los últimos días en la región de Caraga, en la isla filipina de Mindanao, de acuerdo con el balance ofrecido este lunes por el Consejo Nacional para la Gestión y la Reducción de Desastres (NDRRMC, por sus siglas en inglés).
Según el portavoz del Consejo, Reynaldo Balido, siete personas han muerto en Davao Oriental, seis de ellas por un corrimiento de tierras en la localidad de Tarragona, mientras que la séptima víctima falleció en la localidad de Lupon.
Otras seis personas han fallecido en la vecina provincia de Valle de Compostela, tres de ellas en la localidad de Compostela, dos en Monkayo y una en Nuevo Bataan, ha añadido, según informa la cadena de televisión ABS-CBN.
Además, según NDRRMC, hay al menos seis desaparecidos, cuatro en el Valle de Compostela y uno en Agusán del Norte, Surigao del Sur y Davao Oriental. Balido ha precisado que la cifra de heridos asciende a 34, 33 de las cuales se deben a un corrimiento de tierra en Davao Oriental.
Las lluvias torrenciales han afectado a la zona que ya se vio devastada por el tifón 'Pablo' en 2012 en el Valle de Compostela y Davao Oriental, que dejó al menos un millar de muertos.
Según las autoridades locales, las localidades de Tarragona, Manay, Caraga, Cateel, Baganga y Boston, en Davao Oriental, se han quedado sin electricidad y están inaccesibles debido a los corrimientos de tierra que han cortado algunas carreteras. La gobernadora provincial, Corazon Malanyaon, ha asegurado que tienen ayuda suficiente pero no son capaces de llegar a los afectados.