Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una supuesta investigación de la DEA al entorno de Fujimori enturbia la campaña electoral en Perú

La agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) ha abierto supuestamente una investigación para esclarecer si el secretario general del partido peruano Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, blanqueó 15 millones de dólares de la candidata presidencial Keiko Fujimori, que ya hablado abiertamente de "guerra sucia" contra ella.
Las cadenas Univisión y América Televisión han sacado a la luz el testimonio de Jesús Francisco Vásquez, un piloto peruano residente en Estados Unidos que asegura haber colaborado con la DEA y presenta los resultados de una supuesta operación encubierta realizada en 2013 en Miami.
Con un micrófono oculto, habría captado una conversación con Ramírez en la que éste asegura que "la china" --en alusión a Fujimori-- le había dado 15 millones de dólares de la campaña electoral de 2011 "para lavarlos".
La Fiscalía peruana llegó a abrir una investigación preliminar sobre Ramírez por un presunto delito de blanqueo de capitales, pero no prosperó porque no existían los suficientes indicios para quitar al dirigente de Fuerza Popular su inmunidad parlamentaria.
La DEA ha evitado valorar la información destapada, pero Ramírez se ha apresurado a tachar el reportaje de "falso y agraviante". En este sentido, aseguró que "tiene un propósito político" y ha anticipado una denuncia por calumnias y asociación para delinquir contra el piloto, al que ha admitido conocer.
Fujimori también ha asegurado que existe un trasfondo político y ha responsabilizado a su rival en la segunda vuelta de las presidenciales, Pedro Pablo Kuczynski, de Peruanos por el Kambio, de esta "guerra sucia". "Es muy lamentable que esté llevando la campaña a este nivel", ha dicho desde Cuzco, según medios locales.
Fujimori ha adelantado que pedirá "formalmente" información a la DEA para determinar si "realmente existe una investigación". Según ha explicado, la solicitud será presentada en la Embajada de Estados Unidos en Lima.
Por su parte, Kuczynski ha respondido al reportaje a través de Twitter y ha pedido aclaraciones: "Es indispensable que se aclaren las acusaciones de la DEA que vinculan a Keiko Fujimori y Joaquín Ramírez con lavado de dinero".
El escándalo ha enturbiado la campaña para la segunda vuelta del 5 de junio, en la que Fujimori y Kuczynski volverán a medir sus fuerzas. Las encuestas dibujan un escenario igualado, a pesar de que la aspirante de Fuerza Popular obtuvo una amplia ventaja en la primera ronda, celebrada el 10 de abril.