Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Le inyectan superglue en el cerebro para salvarle la vida

Los médicos no tenían muchas alternativas para salvar al pequeño Alfie. Utilizaron el superglue para pegarle una arteria que ponía en peligro al bebé con solo una semana de nacido. La surrealista historia la publica este lunes el tabloide , con fotos del gemelo que nació con una malformación congénita en un hospital británico. 'The Sun'
Uno de los gemelos, Alfie, nació con una rara condición llamada malformación de la vena de Galeno. Su peso era ideal, unos cuatro kilogramos y los médicos decidieron intervenir como única opción.
Los cirujanos advirtieron a los padres de que la operación para frenar la avalancha de sangre que podía haber provocado la muerte de Alfie era bastante complicada. Tenían que pasar un cáteter del ancho de un pelo humano desde la ingle, su corazón y hasta el cerebro.
"Era la única esperanza", aseguraron. Así que introdujeron el catéter y a través de él le inyectaron diminutas dosis de pegamento, para sellar la arteria.
Esta operación nunca antes se había realizado con éxito. Los cuatro bebés sometidos a una intervención similar eran mayores, ya tenían las 36 semanas de nacidos y desgraciadamente no sobrevivieron.
Pero Alfie sí y los médicos creen que es casi un milagro. Ahora, con cinco meses, tendrá que ser sometido a una segunda intervención, pero sus padres, Alyssa y John y su hermanito Charlie esperan que sea igual de exitosa.