Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven de 17 años ve un rato la TV y se da una ducha tras matar a su madre

Jacob Taliaferrotelecinco.es

Un joven  de 17 años ha confesado ser un frío asesino. Apuñaló y estranguló a su madre hasta la muerte en Pennsylvania y se entregó a la policía después de darse una ducha y ver un rato la televisión. Las autoridades que investigan el asesinato creen que "la salud mental (del joven) no ha jugado un rol considerable".

Jacob Taliaferro llamó a los servicios de emergencias de la ciudad de Palmyra, EEUU, declarando que había apuñalado a su madre y confesando que el arma con la que había cometido el crimen, un cuchillo de cocina, estaba en el fregadero. 
Cuando las autoridades llegaron al lugar de los hechos encontraron el cuerpo de la víctima en el suelo de su habitación cubierto de sangre seca y con una "gran laceración" en el pecho.
Taliaferro, que en su perfil de Facebook se hace llamar Jacob "Feelthepain" ("Sienteeldolor") Talafierro, confesó que después de apuñalar a su madre la estranguló. El chico será juzgado como un adulto a pesar de no ser mayor de edad (tiene 17 años)  y ya se encuentra en prisión sin fianza.