Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres jóvenes italianos queman a un mendigo indio en Roma "para divertirse"

Los jóvenes lo hicieron "para divertirse". Vídeo:Informativos Telecincotelecinco.es
Del alcohol y los porros hasta el intento de asesinato. Tres jóvenes italianos han rociado con gasolina a un mendigo indio y le prendieron fuego. El suceso ha ocurrido el pasado sábado en Roma y los tres agresores, de 28, 29 y 16 años han explicado que lo hicieron para "ver cuanto duraba". La Policía que los ha detenido e interrogado ha descartado que se tratase de un hecho racista, porque para ellos era "una idea para divertirse". El 'sin techo' agredido, un hombre de 35 años, se encuentra hospitalizado en estado grave.
La agresión ha ocurrido a pocos pasos de la estación de trenes de la localidad romana de Nettuno en la madrugada del sábado, según publican los medios de comunicación italianos.
"La idea les vino por casualidad" después de una noche de alcohol y porros, ha contado uno de los investigadores del caso. La Policía descartó que detrás de la agresión hubiera motivaciones racistas y describió a los jóvenes, que no tienen antecedentes penales, como una panda de gamberros.
Los tres jóvenes, que no tienen un trabajo fijo, han explicado que no les importaba que "fuese rumano o negro", porque buscaban solo divertirse. El más joven, de 16 años, ha confesado sus razones que dejan perplejos a los policías: "dábamos vueltas en el coche y buscábamos algo fuerte". "Queríamos saber cuánto duraba, pero después pensábamos apagarlo", ha confesado el adolescente sin rastro de arrepentimiento.
Los tres chicos despertaron a base de patadas y puñetazos al mendigo, que dormía sobre un banco, le echaron pintura en la cara y finalmente lo rociaron con gasolina y lo prendieron fuego.
Un testimonio que pasaba por el lugar ha llamado a Emergencias y ha socorrido al hombre, tratando de apagar las llamas que lo abrasaban. Los tres agresores se habían largado en un coche.
El gesto fue condenado por los ciudadanos de Nettuno, quienes organizaron durante la noche una manifestación de apoyo al inmigrante agredido y en la que exigieron "seguridad para todos".
El líder del opositor Partido Democrático (PD), Walter Veltroni, afirmó que lo sucedido en Nettuno es fruto de un clima de odio y miedo creado en el país por algunos sectores de la política.ZA