Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"El juego en Libia no ha terminado"

Los rebeldes buscan a Gadafi en Trípoli. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
El jefe del Comité Militar de la OTAN ha sido claro. "El juego en Libia no ha terminado" ha asegurado al referirse a la misión de la organización en el país.
El organismo ha asegurado que continuará con la operación militar aérea mientras no se rindan todos los partidarios del Gobierno y por "el tiempo que sea necesario".
Por otra parte, la OTAN ha aseverado que no tiene previsto mandar tropas terrestres al país, aunque sí ha confirmado que la organización está barajando los planes que han de ser implementados en las próximas fechas. Estos planes podrían ser hechos públicos a lo largo de la semana próxima.
 
Sirte, siguiente objetivo
En las últimas horas, las fuerzas rebeldes han comenzado su avance desde el este y el oeste hacia Sirte, la ciudad natal de Muamar Gadafi.
Según informó el miércoles el Consejo Militar de los rebeldes en Misrata, los sublevados se están encontrando escasa resistencia en su avance por la carretera de la costa hacia Sirte.
Un comandante rebelde en Misrata ha indicado que sus fuerzas esperan unirse a los rebeldes que están avanzando desde el este de Sirte, tras hacerse aparentemente con el control de las ciudades petroleras de Brega y Ras Lanuf.
Combates en el hotel Corinthia
Los combates entre los rebeldes y las fuerzas de seguridad libias se han trasladado al hotel Corinthia, ubicado en el centro de Trípoli, donde se sospecha que podría estar alojado Saadi, el hijo futbolista del mandatario libio.
Los enfrentamientos comenzaron poco después de que un grupo de rebeldes fuertemente armados y montados en un tanque equipado con un sistema de defensa aérea irrumpieran en el hotel en busca de Saadi.
Un ministro de Gadafi, con los rebeldes
El ministro de Salud del régimen libio, Mohammed Hijazi, ha anunciado en una entrevista concedida a la cadena panárabe Al Arabiya que se suma a la causa rebelde. Hijazi ha explicado que hace al menos dos meses que planea abandonar el Gobierno, pero que no lo ha hecho antes porque teme por su seguridad personal.
Esta es la segunda deserción que se produce en las filas del líder libio en las últimas 24 horas. En otra entrevista con Al Arabiya, el 'número dos' de la Inteligencia libia, el general Mohamed Alí, había anunciado con anterioridad su adhesión a los rebeldes.
Llamamiento de la hija de Gadafi
Una mujer que dice ser la hija de Muamar Gadafi, Aisha, ha hecho un llamamiento a los libios a unirse contra al OTAN y a permanecer junto al líder libio ante la injerencia extranjera, en declaraciones a la cadena de televisión lealista Al Uruba.
"Pido a los libios que estén unidos mano a mano contra la OTAN", ha declarado a la cadena por teléfono. "Les digo a los libios que no teman a las fuerzas armadas. El líder está en lo cierto", ha añadido, sin que se posible confirmar la autenticidad de la llamada.
Más dinero para Libia
El Consejo de Seguridad de la ONU estudia este jueves el proyecto de resolución presentado por EEUU para desbloquear 1.500 millones de dólares de fondos libios y entregarlos a los rebeldes para suplir "las necesidades humanitarias" que atraviesa Libia.
La votación de la propuesta estadounidense, apoyada por la mayoría de los miembros del Consejo, tiene lugar después de que Sudáfrica haya bloqueado durante dos semanas la aprobación de esa medida en el comité de sanciones. EPF