Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes europeos avisan a Siria de que adoptarán más sanciones

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han advertido este domingo al régimen sirio de Bashar al Assad de que "la UE impondrá más medidas y de mayor alcance contra el régimen mientras continúe la represión contra la población civil".
En las conclusiones que han adoptado, los Veintisiete insisten en que el presidente "Al Assad debe renunciar para permitir una transición democrática" en Siria y, tras saludar "los esfuerzos de la oposición política para establecer una plataforma unida", consideran que "la creación del Consejo Nacional Sirio es un paso positivo adelante".
"El pueblo sirio debe poder definir el futuro de su país sin miedo a la represión", insisten los Veintisiete en sus conclusiones, en las que trasladan su "fuerte apoyo" a las "aspiraciones legítimas" del pueblo de "libertad y dignidad" y condenan "en los términos más firmes la represión continua brutal" del régimen contra la población civil y "las violaciones a los Derechos Humanos generalizadas".
Los Veintisiete admiten su "profunda preocupación" por la situación en Siria y aunque instan a "todos" los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU a "asumir sus responsabilidades", no piden expresamente a Rusia y China que levanten su veto a imponer sanciones internacionales contra el régimen de Damasco. Asimismo, defienden que las sanciones europeas impuestas contra el régimen "están dirigidas contra los responsables o asociados a la represión violenta y a aquellos que apoyan o se benefician del régimen, no contra la población civil".
Los líderes europeos también defienden "el refuerzo" de las sanciones contra Irán "por las inaceptables violaciones a los Derechos Humanos" y las adoptadas contra cinco individuos en respuesta al "plan fallido" para asesinar al embajador saudí en Estados Unidos e instan al régimen de los ayatolás a "respetar todas sus obligaciones de acuerdo con el Derecho Internacional".
"Instamos a Irán a implicarse en unas discusiones constructivas y sustanciales con el grupo 3+3 (China, Rusia, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Alemania) para llegar a una solución global, negociada y a largo plazo de la cuestión nuclear con el objetivo de evitar más medidas restrictivas
posibles", han subrayado los líderes europeos que, asimismo, han instado a los ministros de Asuntos Exteriores de la UE a "preparar nuevas medidas restrictivas" que se aplicarían "en el momento apropiado en el caso de que Irán continúe sin cooperar seriamente o no cumpla sus obligaciones".
Aunque reiteran "el compromiso de la Unión Europea de trabajar para una solución diplomática" al contencioso nuclear iraní, reconocen "su preocupación continua por la expansión de los programas nuclear y de misiles de Irán", "en clara violación" del Consejo de Seguridad de la ONU y la Organización Internacional de la Energía Atómica, así como por su "falta de cooperación" con este último organismo para "abordar las cuestiones pendientes, incluido aquellas que apuntan a una posible dimensión militar de su programa nuclear".
LA MUERTE DE GADAFI PONE FIN AL DESPOTISMO
En el caso de Libia, los líderes europeos creen que "la muerte de Muamar Gadafi marca el fin de una era de despotismo y represión" que ha padecido el pueblo libio "durante demasiado tiempo", han instado a la formación de un Gobierno "inclusivo y de amplia base" que inicie "una transición democrática, pacífica y transparente" y prepare "elecciones libres y justas" en línea con la Declaración Constitucional del CNT.
Según el texto de conclusiones, los Veintisiete elogian "la valentía y la determinación del pueblo libio", aseguran que "Libia puede hoy pasar una página de su historia, perseguir la reconciliación nacional y abrazar un nuevo futuro democrático" y han reafirmado el compromiso de la UE para apoyar "la emergencia de una Libia democrática".
Los Veintisiete aseguran que "Europa sigue comprometida en apoyar la transformación democrática de su Vecindario Sur", consideran que "la transición democrática y el desarrollo económico en toda la región sigue siendo esencial para establecer la democracia, respetando totalmente el Estado de Derecho y los derechos humanos y civiles" y reconocen que "el rápido lanzamiento de proyectos concretos dentro de la Unión por el Mediterráneo puede contribuir mucho a este proceso".
EGIPTO Y TÚNEZ
Los líderes europeos admiten su "preocupación" por los recientes enfrentamientos "trágicos" entre las fuerzas de seguridad egipcias y cristianos coptos y, tras subrayar "la importancia de promover y proteger la libertad de religión o pensamiento, incluido la protección de las minorías religiosas como un componente esencial de cualquier sociedad democrática", reiteran su apoyo a "un Egipto democrático, pluralista y estable como un socio clave de la UE".
"Las autoridades interinas tienen una tarea crucial para organizar las primeras elecciones democráticos y transparentes, a la vez que garantizan la ley y el orden, de manera respetuosa con los Derechos Humanos", admiten en el texto de conclusiones.
Los Veintisiete saludan asimismo la celebración este domingo de "las primeras elecciones libres en Túnez" y confirman que "la Unión Europea apoyará a las nuevas autoridades en sus esfuerzos a favor de la democratización y desarrollo económico sostenido", incluido a través del grupo de trabajo o Task Force creado por la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, para canalizar la ayuda a los países en transición.