Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes europeos llevan la crisis del ébola a la cumbre de la próxima semana

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea discutirán sobre la crisis del ébola en la cumbre que celebrarán la próxima semana en Bruselas, los días 23 y 24, tras constatar este viernes en un foro internacional en Milán (Italia) que es necesaria una mayor implicación de la comunidad internacional.
El primer ministro británico, David Cameron, ha reclamado en una reunión de alto nivel entre países europeos y asiáticos que los países fuera de África asuman su "responsabilidad" y aporten medios para ayudar a Sierra Leona, Liberia y Guinea a combatir el brote. "Tomar medidas en el origen es la mejor manera de protegernos aquí en Europa", ha dicho a la prensa en Milán.
Al término de la jornada euroasiática, el presidente del Ejecutivo comunitario saliente, José Manuel Durao Barroso, ha confirmado que este asunto se ha incluido en la agenda de trabajo de los líderes de la Unión Europea de la próxima semana.
"Es una responsabilidad colectiva de la comunidad internacional. Los Estados miembros, la Comisión y los socios internacionales debemos impulsar nuestros esfuerzos", ha dicho Barroso en una rueda de prensa, en la que ha adelantado que así lo discutirán "la semana próxima en el Consejo europeo".
"No se trata simplemente de un problema de algunos países africanos que están viviendo experiencias terribles. Esta puede ser una verdadera catástrofe humanitaria", ha añadido el presidente de la Comisión.
Antes del Consejo europeo del jueves y viernes, los Veintiocho ya examinarán esta crisis en una reunión el lunes de los ministros europeos de Exteriores en Luxemburgo.
En esta cita, los jefes de las diplomacias europeas abordarán la posibilidad de convocar una conferencia de donantes y de nombrar un enviado especial de la UE para la crisis del ébola. También discutirán la cuestión de las evacuaciones de personal sanitario contagiado.