Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se eleva a 35 la cifra de muertos tras la llegada de los convoyes humanitarios a la asediada Madaya

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha anunciado en la madrugada de este sábado la muerte de otras cinco personas en la asediada ciudad de Madaya, en Siria, lo que eleva la cifra de muertos por inanición a 35 desde la llegada del primer convoy humanitario organizado por la Organización de Naciones Unidas (ONU), Cruz Roja Internacional y Media Luna Árabe Siria y que llegó a la ciudad el pasado lunes a mediodía.
Un total de 23 personas murieron de hambre en Madaya el pasado mes de diciembre; otras diez lo hicieron el 10 de enero, un día antes de la llegada de los primeros convoyes humanitarios, y otros dos el lunes, cuando la asistencia iba de camino a la ciudad asediada.
"Es sorprendente que los pacientes aún siguen muriendo, a pesar de la llegada de dos importantes convoyes humanitarios internacionales", ha lamentado el director de operaciones de MSF, Brice de la Vigne.
De la Vigne considera que algunos pacientes que están siendo tratados en el terreno no sobrevivirán más de 24 horas y ha pedido que se organice inmediatamente su traslado. "Es necesario que se organice lo más rápido posible la evacuación médica de personas que sufren severa desnutrición. No entendemos por qué gente que está entre la vida y la muerte no ha sido evacuada", ha afirmado.
"Nada debería evitar esta evacuación y las partes en conflicto, así como las organizaciones que están llevando a cabo los convoyes humanitarios, deberían ponerse en marcha para acelerar las evacuaciones, un acto que puede salvar vidas", ha añadido.
"PACIENTES CRÍTICOS"
Los médicos apoyados por MSF en Madaya han identificado a 18 pacientes en estado crítico de salud y que corren el riesgo de morir rápidamente si no son evacuados, y más personas tendrán que ser evacuadas o recibir atención nutricional especializada en los próximos días.
Tal y como explica MSF en un comunicado, las necesidades de pacientes con desnutrición aguda son complejas y entregar alimentos terapéuticos a estas personas sin experiencia previa de tratamiento de malnutrición podría llegar a provocar edemas.
Los pacientes más graves deben ser trasladados a un centro hospitalario, con personal médico cualificado y un equipo médico adecuado, sostiene MSF. Además, la organización médica estima que las embarazadas y en período de lactancia deberían ser igualmente evacuadas de Madaya.
"Queremos alertar de la manera más fuerte posible sobre estos pacientes: tienen que ser hospitalizados y si no son evacuados de forma inmediata, van a morir", asegura De la Vingne.