Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las lluvias torrenciales en Perú se cobran la vida de siete personas

Las implacables lluvias que han caído en las últimas horas sobre Perú han provocado que el río Quitamayo, que la mayor parte del año está secó, aumente su cauce de forma espectacular y trágica.
En la región de Cuzco la crecida del río ha dejado siete muertos, según han informado las fuerzas de seguridad del país.
Los vecinos del pueblo de Piscac, 590 kilómetros al sureste de Lima, han tenido que limpiar el cauce del río con sus propias manos, después de que el pasado miércoles se desbordara. La mayoría de ellos han podido ponerse a salvo, pero seis mujeres y un hombre fueron arrastrados.
Es la segunda inundación en la región en los últimos seis días.
Otro de los pueblos más afectados por las inundaciones es la de Taray. Los trabajadores de emergencias tuvieron que llevar a los vecinos del pueblo a través de las calles inundadas. El pasado lunes, el río Quesermayo se desbordó a su paso por la población y causó un alud mortal. Varias casas fueron arrasadas por la fuerza del agua.
Más de 100.000 damnificados
Las intensas lluvias en el sureste de Perú han afectado a más de 100.000 personas y han causado daños valorados en más de 250 millones de dólares, según las autoridades peruanas.
Las lluvias se han cebado especialmente con la región de Cuzco, donde 60 mil personas han tenido que abandonar sus hogares.
La tierra se ceba con el país
Mientras en Cuzco luchan contra la fuerza del agua, en el sur del país han visto como la tierra temblaba bajo sus pies. La réplica de 6'3 grados Richter que se ha producido en el norte de Chile, se ha sentido levemente (una intensidad de nivel II en la escala de Mercalli) en la ciudad de Arequipa.
El Instituto Geofísico Peruano (IGP), ha precisado que el epicentro estuvo a 521 kilómetros al sureste de la ciudad de Tacna, fronteriza con Chile, a una profundidad de 105 kilómetros.
Turistas evacuados del Machu Picchu
El pasado mes de enero, un total de 3.900 turistas y habitantes de la zona tuvieron que serdesalojados de la pequeña aldea de la montaña de Machu Picchu después de que los deslizamientos de tierra y las fuertes lluvias torrenciales destruyeran tramos de la línea férrea que es la única forma de tránsito para entrar y salir de la aldea. BQM