Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tras maltratar a su bebé hasta la muerte, ahora "se encuentra con Dios"

Imagen de Tracey Connelly tras ser condenada por la muerte de su hijo, identificado como 'Baby P'.telecinco.es
La vida ha cambiado para Tracey Connelly. Tras haber maltratado hasta la muerte a su pequeño de 17 meses, ahora dice haber sentido la llamada de Dios en su celda de la prisión de Low Newton, cerca de Durham, donde cumple condena.
La mujer, según han informado los funcionarios de la cárcel, tiene una Biblia junto a su cama que lee todas las noches y visita la capilla de la prisión, al menos, una vez a la semana.
"Va a la capilla a reflexionar sobre lo que ha ocurrido en los últimos años", ha explicado una fuente de prisiones.
Otro funcionario anónimo ha asegurado que la actitud de Tracey "parece ser auténtica, aunque podría parecer un acto para ganarse la simpatía de todos".
El hijo de la condenada, identificado como 'Baby P' para preservar su privacidad, fue maltratado durante ocho meses sin que los servicios sociales pudieran hacer nada por evitarlo.
El bebé, que murió en 2007, presentaba varias costillas rotas, heridas en distintas partes del cuerpo, así como golpes en la cara. EPF