Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama, sobre la masacre en el club LGTB de Orlando: "Es un ataque contra todos"

Con un país entero conmocionado por la muerte a tiros de cincuenta personas y otras 53 heridas a manos de un asesino armado que, según algunos medios, había jurado lealtad al Estado Islámico, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha calificado de un "acto de terror y un acto de odio" la masacre de Orlando, la mayor en toda la historia del país. 

En una comparecencia en la Casa Blanca, Obama ha afirmado que no se ahorrará ningún esfuerzo para averiguar "si ha habido alguna inspiración, asociación que puedira tener este asesino con grupos terroristas". 

Ha asegurado que el asesino "era una persona llena de odio" y ha añadido que en los próximos días descubrirán porqué y cómo ha pasado". A continuación se ha dirigido al colectivo homosexual del país:  "Es un día especialmente descorazonador para nuestro amigos y compatriotas que son LGTB. El individuo atacó un local al que la gente iba para estar con sus amigos, para bailar, cantar y vivir. El lugar es más que un club nocturno. Es un lugar de solidaridad y de reivindicación de sus derechos humanos".  

Obama ha recordado que "los ataques contra cualquier estadounidense, independientemente de su raza, religión u orientación sexual es un ataque contra todos y a los valores fundamentales  de igualdad y  dignidad que nos definen como país. Ningún acto de odio o terror cambiará lo que somos o los valores que nos hacen americanos".