Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Yo me merezco el Nobel de la Paz lo mismo o más que Barack Obama"

La polémica por la concesión del Premio Nobel de la Paz a Barack Obama, presidente de EEUU, no se ha quedado en círculos políticos y se ha trasladado a la gente, que a través de distintos medios de Internet ha reaccionado al anuncio del Nobel de Paz 2009.
En la red social Twitter, Ahlheid desde Alemania consideró la decisión "ridícula". "Barack Obama gana el Nobel de la Paz. Me preguntó por qué. ¿Reemplazar a Bush? Hasta ahora no ha hecho nada", dijo.
Desde Irán, otro usuario de la red, bromeaba al señalar que si el presidente de EEUU merece el premio, "cualquier aspirante a Miss América que dice chorradas (tonterías) sobre la paz mundial" también lo merecería.
Y en Facebook más de 120 personas, en su mayoría españoles, crearon el grupo "Yo me merezco el Nobel de la Paz lo mismo o más que Barack Obama", mientras otras 28 se unieron al grupo "Quitadle el Nobel de la Paz a Obama y dádselo a (el actor estadounidense) David Hasselhoff".
Por el contrario, herbie_herberg escribió en Twitter que "el premio es una prueba de su ética y carácter moral. Obama es una bendición para el pueblo estadounidense".
Opiniones más analíticas y menos viscerales se podían ver en los "blogs" de publicaciones digitales de EEUU normalmente favorables al presidente demócrata.
"Opino que es enormemente prematuro para Obama recibir ahora este gran tributo, lo que, de alguna forma, rebaja a los anteriores ganadores del Nobel y al trabajo realizado por ellos durante tantos años", escribió el bloguero Michael Russnow, del liberal "Huffington Post".
Pero por último, como afirmó la líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz en 1992, en lo que coinciden tanto estadistas, líderes sociales y gente del común es en que el galardón a Obama lo "compromete a generar nuevos caminos y paradigmas para la paz mundial".