Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La migración neta en Reino Unido se sitúa en 323.000 personas, cerca de la mitad ciudadanos de la UE

La migración neta en Reino Unido se sitúa en 323.000 personas hasta septiembre de 2015, ha informado este jueves la Oficina Nacional de Estadística (ONE), un descenso con respecto al dato anterior pero que se mantiene por encima de 300.000 en los dos últimos años.
Del número total de inmigrantes, 172.000 proceden de la Unión Europea y la mayoría de ellos, el 30 por ciento, han llegado a Reino Unido para buscar trabajo, mientras que la mayor parte de los 191.000 inmigrantes no pertenecientes al bloque europeo, un 21 por ciento, han llegado al país para estudiar.
"El libre movimiento entre los países miembros de la Unión Europea no es la única causa de los altos niveles de inmigración neta, pero ha jugado un papel importante", ha explicado la directora de la ONE, Madeleine Sumption.
"La migración de la Unión Europea es un tema importante en el debate del referéndum, pero la verdad es que es difícil predecir los niveles de migración de la Unión Europea permanezcamos o no en el escenario. Que el 'Brexit' pueda reducir la inmigración dependerá en parte de los tratados y las políticas que sigamos, y todavía no podemos saber cuáles son", ha añadido Sumption en un comunicado.
Según ha informado la ONE, la última vez que la migración neta excedió las 300.000 personas fue en junio de 2005, cuando el número de inmigrantes procedentes de países externos a la Unión Europea alcanzó los 250.000. La ampliación de la Unión Europea ha hecho aumentar fuertemente la llegada de inmigrantes de Europa del Este.
El aumento de la inmigración, que es uno de los temas principales del debate sobre si permanecer o no en la Unión Europea, ha incrementado la presión sobre primer ministro, David Cameron, que mantiene su promesa de conseguir una migración neta inferior a 100.000 para las próximas elecciones en 2020, ha informado la BBC.
Cameron ha negociado un acuerdo para frenar algunos de los pagos de asistencia social a los inmigrantes procedentes de la Unión Europea con el fin de reducir la inmigración, aunque según sus opositores, eso no logrará reducir el número.
"Como dije hace años, no podremos controlar la inmigración en Reino Unido mientras permanezcamos en la Unión Europea. La promesa del Gobierno de reducir la migración neta a decenas de miles es ridícula", ha asegurado el líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage.
"Estoy seguro de que hay muchas voces que están de acuerdo conmigo, debemos dejar la Unión Europea para poder controlar nuestras fronteras", ha añadido.