Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un miliciano tuareg se declara culpable ante el TPI por desecrar el Patrimonio de la Humanidad

El miliciano tuareg Ahmad al Faqi al Mahdi se ha declarado culpable ante el Tribunal Penal Internacional del cargo de desecrar Patrimonio de la Humanidad durante la ofensiva de su grupo contra edificios históricos en la ciudad de Tombuctú (norte de Malí) en 2012, según ha informado este domingo el fiscal del TPI, Fatou Bensouda.
"Al Mahdi realizó esta declaración el pasado 1 de marzo durante la sesión para confirmar sus cargos y se ha mantenido bajo secreto hasta ahora", ha añadido Bensouda en un comunicado oficial.
El fiscal declara que se trata de un hecho histórico porque "es la primera vez que un sospechoso ha declarado su intención de declararse culpable".
El caso de Al Mahdi -- que se enfrentó a "pruebas irreprochables" -- es un ejemplo del "grave daño provocado a mausoleos y edificios religiosos, una pérdida de tal magnitud que fue percibida por la humanidad entera, y a costa de futuras generaciones".