Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un militar estadounidense muerto por el impacto de un cohete "enemigo" en el norte de Irak

Un militar estadounidense ha muerto por el impacto indirecto de un cohete lanzado por el "enemigo" sobre una base en Majmur, en el norte de Irak, según han informado este sábado fuentes del Ejército estadounidense citadas por la cadena CNN.
Anteriormente, la Operación Resolución Inherente --una ofensiva liderada por Estados Unidos contra el Estado Islámico-- había informado previamente de la muerte de uno de sus integrantes en Irak, aunque no ha dado datos sobre su nacionalidad.
En la base atacada se desarrolla un programa de asesoría y ayuda militar estadounidense. La víctima se encontraba de servicio en funciones de seguridad para la protección del contingente, ha explicado la fuente citada por CNN. Varios militares estadounidenses más también resultaron heridos en el ataque. Por el momento no se ha informado de la identidad de la víctima a la espera de que se notifique la noticia a sus familiares.
El último militar estadounidense muerto en Irak por acción hostil era el sargento Joshua L. Wheeler, fallecido en octubre durante una operación de rescate en el norte de Irak. A su vez era el primer estadounidense muerto en combate en Irak desde noviembre de 2011.
Este mismo sábado, la Operación Resolución Inherente ha publicado su informe diario de bombardeos en el que da cuenta de un ataque en Siria y 25 más en Irak.
En Siria se ha empleado un aparato aéreo para bombardear una posición de cohetes y morteros del Estado Islámico cerca de Ayn Isa, mientras que en Irak se han empleado artillería, fuerzas terrestres, bombarderos y cazas para atacar diferentes objetivos cerca de Al Baghdadi, Huwaiya, Faluya, Hit, Kisik, Mosul, Qayyarah y Sinyar.
En estas acciones se han atacado campamentos de entrenamiento, fábricas de bombas, unidades tácticas, posiciones de combate, vehículos y almacenes. Todos los vehículos implicados han regresado a base sin incidente.
Estos ataques se enmarcan en la Operación Resolución Inherente, lanzada para neutralizar al Estado Islámico en Siria e Irak. En los bombardeos sobre Irak han participado, además de Estados Unidos, Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Francia, Jordania, Países Bajos y Reino Unido. En los ataques sobre Siria colaboran Australia, Bahréin, Canadá, Francia, Jordania, Países Bajos, Arabia Saudí, Reino Unido, Turquía y Emiratos Árabes Unidos, además de Estados Unidos.