Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un militar japonés revela la matanza de 172 civiles chinos durante la ocupación nipona

Un oficial japonés ha revelado, a través de un documento que se ha desclasificado este miércoles, que al menos 172 civiles chinos murieron a manos del Ejército nipón en la provincia de Jilin durante la ocupación del gigante asiático.
En una confesión escrita, el oficial japonés Torao Yoshifusa revela que el Ejército mató a al menos 172 chinos entre junio y octubre de 1932 en las localidades de Jian, Tonghua y Linjiang, ubicadas en Jilin (noreste), a sabiendas de que eran civiles.
El documento, que está disponible en la página web de la Administración de Archivos Estatales de Japón (SAA, por sus siglas en inglés), detalla que una decena de personas murieron tiroteadas por ametralladoras entre Jian y Tonghua.
Yoshifusa también detalla, de acuerdo con la agencia de noticias chinas Xinhua, que la artillería japonesa abrió fuego contra civiles chinos que estaban refugiados a las afueras de una de las puertas de entrada a Jian.
A pesar de que, tal y como sostiene la confesión, el Ejército nipón sabía que se trataba de civiles, presentó a las víctimas como colaboradores de la resistencia china.
Yoshifusa, que también combatió durante la Segunda Guerra Mundial, fue capitán de la Policía Militar de Dalian y teniente de la Policía Militar de Kanto durante la ocupación japonesa de China.
Este documento es el último de una lista de 45 que recogen confesiones de criminales de guerra japoneses y que la SAA planea publicar. La SAA ha divulgado uno diaramente desde el pasado 3 de julio.