Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de un millar de evacuados por las lluvias torrenciales en Rumanía

El prefecto de Galati (este), Mihai Capra, ha decretado el estado de emergencia en las localidades Brahasesti y Toflea, donde unas 400 casas han quedado inundadas. Una portavoz de la prefectura ha confirmado que hay 1.200 damnificados.
En la región afectada, militares, gendarmes y la población han construido un dique provisional con sacos de arena para proteger una carretera amenazada por las aguas del gran río Prut, en la frontera con la República de Moldavia.
El Gobierno ha distribuido  alimentos básicos y agua, y las autoridades sanitarias han vacunado a la población contra la hepatitis A y la rabia.
Los meteorólogos han advertido del riesgo de inundaciones en cinco distritos del este de Rumanía donde han caído lluvias torrenciales en las últimas doce horas.    LA