Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 3,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria en Centroamérica por la sequía, según la FAO

Más de 3,5 millones de personas necesitan asistencia alimentaria en el llamado 'Corredor Seco' en Centroamérica que atraviesa Guatemala, Honduras y El Salvador y que está experimentando una de las peores sequías en los diez últimos años, según ha alertado este jueves la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
Según la agencia de la ONU, los pequeños agricultores y las comunidades rurales siguen siendo los más vulnerables a la sequía lo que tiene un impacto en la pérdida de los medios de vida de estas personas con el consiguiente empobrecimiento que en algunos casos fuerza a emigrar a los núcleos urbanos.
Además, la reducción en la producción agrícola amenaza con agotar los stocks de alimentos, reducir la diversidad de la dieta y la ingesta de calorías de las personas afectadas, lo que aumenta los casos de malnutrición entre los menores de cinco años.
Según la FAO, aunque las consecuencias del fenómeno de 'El Niño' que también afecta a la región se han debilitado, éstas siguen siendo dramáticas para la seguridad alimentaria y la nutrición de las poblaciones vulnerables tras la pérdida de dos cosechas consecutivas.
La agencia de la ONU ha recordado que, según las previsiones climáticas, el debilitamiento de un fuerte 'El Niño' suele desencadenar el fenómeno de 'La Niña', asociado con lluvias por encima de lo normal entre junio y agosto. A esto se suma una temporada más activa de huracanes en el Atlántico, "lo que podría tener graves consecuencias para el sector agrícola", ha precisado.
Guatemala es el país más afectado, con 1,5 millones de personas necesitadas de asistencia humanitaria, mientras que en Honduras hay 1,3 millones y en El Salvador son 192.000.