Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer ministro de Bélgica no da por cerrada la operación antiterrorista

El primer ministro de Bélgica, Charles Michel, ha confirmado que cuatro policías han resultado heridos, entre ellos una agente francesa, en el marco de la operación antiterrorista desarrollada este martes en Bruselas y que no ha dado por concluida.
Michel ha comparecido ante los medios junto al ministro del Interior, Jan Jambon, y el de Justicia, Koen Geens, para valorar la cadena de incidentes registrada tras el asalto a una vivienda del barrio bruselense de Forest.
"Durante los registros, nuestros policías han sido atacados por individuos que han abierto fuego. Hemos tenido sin duda mucha suerte, ya que el drama podría haber sido mayor", ha explicado Michel, en alusión a los "cuatro heridos leves" que se han registrados.
Entre los agentes heridos figura una policía francesa que colaboraba con las fuerzas de seguridad belgas, si bien desde el Gobierno se ha querido dejar claro que se trataba de una casualidad, lo que descartaría que la operación fuese dirigida contra un gran objetivo.
Michel ha confirmado que el miércoles reunirá al Consejo Nacional de Seguridad para analizar lo sucedido, que ha devuelto a Bruselas la tensión vivida por los atentados del 13 de noviembre en París y la búsqueda de algunos de los terroristas huidos.
La Fiscalía ha confirmado que un sospechoso ha sido "neutralizado" durante la operación, si bien el Ejecutivo ha evitado confirmar que se hayan producido muertos o que, como apuntan algunos medios, haya dos personas huidas.
ATENTADOS DE PARÍS
El operativo, iniciado a primera hora de la tarde con una redada ordinaria en un apartamento que los agentes esperaban encontrar vacío, se enmarca en la investigación abierta en relación a los atentados de París, pero no directamente con la búsqueda del terrorista fugado Salá Abdeslam.
Desde que Bélgica abriera una investigación para aclarar los vínculos belgas con los atentados de París, se han llevado a cabo numerosas redadas en la capital belga y algunas otras ciudades del país, aunque esta es la primera ocasión que se produce un tiroteo mientras tanto.
Varios jóvenes radicalizados que residían en el barrio bruselense de Moleenbeek participaron en la planificación y ejecución de los atentados, entre ellos Abdeslam.