Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer ministro de Canadá dice que el país "no se verá intimidado" por los ataques

Stephen HarperReuters

El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, ha afirmado que el país "no se verá intimidado" por los últimos ataques en su territorio, tras la muerte de dos soldados en sendos ataques ejecutados esta semana. El país se encuentra en alerta por terrorismo después de que un radical islamista matara a un soldado e irrumpiera en el parlamento del país, donde fue abatido.

"Que no haya malentendidos: no seremos intimidados. Canadá nunca será intimidado", ha dicho, según ha informado la cadena de televisión pública canadiense, CBC.
"Por segunda vez esta semana ha habido un ataque brutal y violento en nuestro territorio", ha agregado, antes de subrayar que "se trata de ataques contra el país, sus valores y su sociedad". "Son ataques contra los canadienses como pueblo libre y democrático que defiende la dignidad de todos", ha sostenido.
Harper, que ha ensalzado la figura de las fuerzas de seguridad y los ciudadanos canadienses, ha asegurado que "en los próximos días se sabrá más acerca del terrorista (que ha protagonizado el ataque de este miércoles) y los cómplices que haya podido tener".
"Los eventos de esta semana son un siniestro recordatorio de que Canadá no es inmune al tipo de ataques terroristas que hemos visto en otras partes del mundo. Estos ataques contra nuestro personal de seguridad e instituciones son ataques contra nuestro país", ha recalcado.
"Fortalecimiento de Canadá"
Así, el primer ministro canadiense ha manifestado que este tipo de sucesos "llevarán al fortalecimiento de la determinación de Canadá y a la multiplicación de sus esfuerzos para tomar todas las medidas necesarias para identificar de hacer frente a las amenazas y mantener la seguridad".
"Asimismo, nos llevarán a fortalecer nuestra determinación y redoblar nuestros esfuerzos para trabajar con nuestros aliados en todo el mundo y luchar contra las organizaciones terroristas que quieren llevar su salvajismo a nuestras costas. No tendrán un lugar seguro", ha advertido.
El ataque al parlamento en Ottawa se suma al de Quebec, donde un joven "radicalizado" atropelló a dos soldados, uno de los cuales falleció. El autor del atropello murió posteriormente por disparos de la Policía.
Las autoridades han relacionado este primer suceso con la "ideología terrorista". A raíz del primer ataque, el Gobierno de Canadá ya había decidido elevar el nivel de amenaza terrorista de 'bajo' a 'medio'.