Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro de Justicia se desmarca de Johnson y aspira a suceder a Cameron

El ministro de Justicia británico, Michael Gove, ha anunciado este jueves por sorpresa su candidatura para tratar de suceder a David Cameron al frente del Gobierno y del Partido Conservador, con un mensaje en el que se ha desmarcado de su teórico aliado, el exalcalde de Londres Boris Johnson.
Gove, partidario de la salida de Reino Unido de la Unión Europea, sonó inicialmente como el principal baluarte para una candidatura de Johnson, si bien la filtración de un correo electrónico escrito por su mujer puso de manifiesto la falta de confianza entre ambos políticos de cara a futuros acuerdos.
"He dicho en repetidas ocasiones que no quiero ser primer ministro. Esa siempre ha sido mi idea, pero los acontecimientos del pasado jueves han pesado enormemente", ha explicado el ministro, en un comunicado en el que ha subrayado que "el pueblo británico votó cambio" en el referéndum del 23 de junio.
Gove ha reconocido que quería "ayudar a construir un equipo" junto a Johnson, pero ha llegado a la conclusión de que el exalcalde "no puede proporcionar el liderazgo o construir el equipo para las tareas pendientes". El ministro ha prometido trabajar por la "unidad" y el "cambio", según la BBC.
OTRAS CANDIDATURAS
Junto a Gove, también ha anunciado este jueves su candidatura la secretaria de Estado de Energía, Andrea Leadson, que ha roto su silencio con un mensaje en Twitter. "Vamos a aprovechar al máximo las oportunidades del 'Brexit'", ha proclamado.
El exministro de Defensa Liam Fox adelantó el miércoles que daría un paso al frente y aspiraría a suceder a Cameron, dentro de una carrera que contó como primer integrante con el responsable de pensiones del actual Gobierno, Stephen Crabb.