Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ministros de Defensa de la UE discuten este jueves y viernes en Vilna la crisis siria

La cita se centrará en preparar la cumbre de diciembre dedicada al refuerzo de la defensa europea
Los ministros de Defensa de la UE discutirán "en los márgenes" de su reunión informal en Vilna este jueves y viernes la crisis siria ante la perspectiva de que Estados Unidos ataque al régimen que preside Bashar al Assad aunque este tema no está formalmente en la agenda, según han avanzado fuentes europeas.
Los Veintiocho aprovecharán la cita en Vilna para preparar la cumbre de líderes europeos de diciembre dedicada a la defensa europea e intercambiarán ideas para reforzar la Política de Seguridad y Defensa Común, el desarrollo de las capacidades militares y la base industrial y tecnológico del sector europeo.
El secretario general de Política de Defensa, Alejandro Alvargonzález, acudirá a la cita de Vilna en representación de España, dado que el ministro del ramo, Pedro Morenés, se encuentra en Washington para reunirse con su homólogo, Chuck Hagel. En la cita, no habrá decisiones dado al carácter informal de la reunión, han avanzado fuentes europeas.
En su propuesta, Ashton defiende que los líderes europeos den "un impulso fuerte" para que la cooperación entre países para adquirir capacidades militares conjuntas se incorporen en los procesos de planificación de la defensa y de toma de decisión nacionales y preserven de los recortes los grandes proyectos multinacionales.
"Las amenazas futuras y los desafíos son tales que cierta convergencia de los planes de capacidades de defensa es esencial" para poder garantizar que la sostenibilidad de las capacidades de defensa a nivel colectivo, según el texto.
Ashton ve margen para mejorar la transparencia para que los Estados miembros se informen de sus recortes en defensa y para que compartan sus planes futuros de adquisiciones y defiende la necesidad de promover "la racionalización de la demanda" de equipos y "dar un empuje" a la armonización de los requisitos comunes para reducir el tipo de variedades de equipos y promover economías de escala.
INCENTIVOS PARA COOPERAR, INCLUIDO FISCALES
"El Consejo Europeo debería decidir también incentivos para la cooperación en defensa en Europa, incluido de naturaleza fiscal", según la propuesta preliminar, que también defiende considerar acuerdos de financiación innovadora" del sector privado y público-privadas.
"La cooperación sistemática y a largo plazo podría ser apoyada por una hoja de ruta en el nivel estratégico de defensa, aprobado por el Consejo Europeo, fijando objetivos específicos y calendarios", reza la propuesta, que también aboga por explorar con los Estados miembros su voluntad de reforzar su cooperación a través de la Cooperación Estructurada Permanente que ofrece el Tratado de Lisboa, que permitiría avanzar a un grupo de países solos, por ejemplo para adquirir capacidades, según fuentes europeas.
Además, plantea la posibilidad de promover una iniciativa para "sincronizar los ciclos de planificación presupuestarias y fijar objetivos de convergencia" a modo de semestre europeo en defensa, un ejercicio de coordinación que ya existe a nivel económico.
LOS DRONES, ENTRE LAS PRIORIDADES
El texto defiende dar "una atención especial" a capacidades clave como las de reabastecimiento en vuelo, de inteligencia, vigilancia y reconocimiento y comunicaciones por satélite y que los países se comprometan con "grandes proyectos específicos" como el de reabastecimiento en vuelo, aviones pilotados a distancia o drones, de ciberseguridad y comunicaciones por satélite con "hojas de ruta" para su puesta en marcha. También pide un impulso al desarrollo de capacidades civiles y más cooperación entre las misiones y agencias como Frontex y Europol y elaborar una Estrategia de Seguridad Marítima Europea.
Con el objetivo de reforzar la base del sector industrial de defensa europeo, Ashton defiende que los líderes europeos deben "alentar más esfuerzos para reforzar" la base tecnológica e industrial europea "garantizando que es capaz no sólo de cumplir los requisitos de equipos de los Estados miembros sino también que sigue siendo competitivo globalmente y estimular los empleos, la innovación y el crecimiento", así como para "apoyar acuerdos en seguridad de suministro" y "más progresos en estándares híbridos, certificación y aeronavegabilidad militar".
"El Consejo Europeo debe incentivar la industria de defensa para juntar y compartir programas de colaboración/adquisición como primera solución elegida", pide la propuesta, que también defiende que los líderes europeos se comprometan a "parar/revertir los recortes" en investigación y tecnologías de defensa, propone la posibilidad de promover "programas de investigación conjuntos" con financiación común y opciones como el acceso a fondos europeos para investigación en equipos de uso dual.