Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El movimiento campesino colombiano confirma un nuevo paro agrario

Las principales organizaciones campesinas colombianas han anunciado este lunes que iniciarán a partir del próximo 28 de abril un nuevo paro agrario ante el incumplimiento y la tardanza del Gobierno de Juan Manuel Santos para llevar a cabo los acuerdos establecidos con el gremio rural.
"Desafortunadamente el Gobierno ha venido incumpliendo los acuerdos, por lo que hemos tomado la decisión de apoyar una manifestación pacífica", ha comunicado el representante de Dignidad Cafetera, Luis Gonzaga Cadavid, quien además ha asegurado que "la inconformidad es de todo el sector agrícola".
Cadavid ha continuado afirmando que el presidente Santos y su Gobierno "solo cumple cuando se organizan los paros y las protestas", de acuerdo con la información de la emisora colombiana RCN Radio.
La misma opinión es compartida por los gremios productores de papa, cuyo representante agrario, César Pachón, también ha confirmado la posibilidad de acudir de nuevo a las calles y carreteras de todo el país ante el olvido al que somete el Gobierno al sector del campo.
Pachón ha explicado que la situación ha empeorado desde el pasado agosto, mes en el que los campesinos se movilizaron contra las medidas del Gobierno y para exigir una nueva reforma agraria. El líder campesino ha señalado que las promesas de Santos no se han cumplido y los precios de las materias primas siguen sin aumentando.
Según ha explicado el dirigente de Dignidad Papera, los recientes acuerdos de la Alianza del Pacífico, a la que pertenece Colombia junto a México, Chile y Perú, acabaron con las esperanzas de los trabajadores del campo de una mejora redistribución de las tierras, así como con las mejoras de las condiciones laborales y sociales de las comunidades que viven de la tierra.
La huelga será secundada en varios departamentos del país, como en Caldas, Risaralda o Huila, todos ellos ubicados en el interior del país, por trabajadores de diferentes ramas de la agricultura y la industria. Es el caso también de los mineros, quienes confirmaron a través de sus representantes locales que secundarán los paros del próximo 28 de abril.