Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos niños mueren en un incendio mientras su madre salta con su bebé por la ventana

Fiona Adams, de 23 años, ha perdido a dos de sus hijos en el incendio. Un adolescente ha sido detenido en relación con lo sucedido.telecinco.es
Toda una tragedia sucedida en Derbyshire, donde Fiona Adams, de 23 años de edad, tuvo que saltar por la ventana con su bebé para ser salvada por los bomberos ante el incendio de su casa. Lo peor no fue eso: en medio del pánico creado por el peligro, Fiona no pudo salvar a sus dos otros hijos, que quedaron encerrados para siempre en la casa. Se sospecha que el fuego pudo ser no accidental, y la Policía investiga posibles culpables: por lo pronto han arrestado a un adolescente de 17 años sospechosamente relacionado con lo sucedido.
El barrio está profundamente consternado por lo sucedido. En la entrada de la casa, multitud de ositos de peluche tratan de rendir un sentido homenaje a Niamh y Cayden, de 5 y 2 años de edad respectivamente. Dos "ángeles" "adorables" y "brillantes", según los vecinos. Su madre, Fiona, trató de entrar a por ellos una vez que puso a su bebé a salvo de las llamas. Pero ni ella ni un pariente suyo pudieron volver a penetrar en un inmueble que la separaría para siempre de sus seres más queridos.
Según los médicos, Fiona se encuentra fuera de todo peligro, pero el bebé registra un pronóstico reservado. Por su parte, el padre de la familia, James Maynard, que en el momento del fuego se encontraba jugando al 'pool' después de una dura jornada de trabajo, se encuentra en estado de shock, no parando de culparse por no haber estado en dicho lugar en el momento.
Por otro lado, no queda clara la causa del fuego, y la Policía apunta a que podría haber sido provocado por varios individuos desde fuera. De hecho, la familia había sufrido algún episodio de acoso en el pasado y una hora antes de comenzar el desastre, Fiona había tenido que llamar a los agentes por un incesante ruido que percibía en la trastienda de la casa. Los policías no pudieron encontrar lo que probablemente acabaría provocando el inicio de la tragedia. Por lo pronto han arrestado a un adolescente de 17 años relacionado sospechosamente con el inicio del fuego.