Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres muertos de la ISAF por explosiones elevan a 15 las bajas de julio

Un hombre camina junto a camiones cisterna que suministran combustible a la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), bajo mando de la OTAN, en llamas ayer después de un supuesto ataque de militantes talibanes en Kunduz, Afganistán. EFEtelecinco.es
Tres soldados de la ISAF han perdido la vida en las últimas horas en Afganistán, informó hoy la fuerza de la OTAN, que en lo que va de mes ha sufrido 15 bajas mortales, la gran mayoría por la explosión de bombas camineras.
La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) precisó hoy, en un comunicado, que un tercer soldado falleció a resultas de una explosión ocurrida en el sur afgano que ayer ya había causado la muerte de otros dos militares.
La ISAF, que actúa bajo mando de la OTAN, no detalló la nacionalidad de los fallecidos ni el lugar donde ocurrió la explosión.
La mayoría de las víctimas de la OTAN se registran en el arco sudoriental afgano, fronterizo con Pakistán, donde predomina la etnia pastún, la propia de los talibanes, que mantienen una fuerte presencia en la zona.
El pasado mes de junio fue el más mortífero para las tropas internacionales desplegadas en Afganistán desde el inicio de la guerra en 2001, con un total de 102 bajas.
Hasta el momento, en julio han perdido la vida quince militares, doce de ellos por la explosión de artefactos y tres en enfrentamientos con la insurgencia.
Once de las bajas se registraron en la zona meridional del país.