Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Otros cinco muertos en Siria en unas manifestaciones marcadas por la muerte de Gadafi

Al menos cinco personas han muerto en Homs, en el centro de Siria, por disparos de las fuerzas de seguridad con motivo de las manifestaciones antigubernamentales de este viernes, según informaron fuentes locales.
Las concentraciones de este viernes se han visto claramente marcadas por la muerte del exdictador libio Muamar Gadafi a manos de las milicias del Consejo Nacional de Transición (CNT) y por una presencia de las fuerzas de seguridad mayor de lo normal.
Las primeras informaciones procedentes de fuentes opositoras indican que al menos dos manifestantes murieron este viernes después de que las fuerzas de seguridad dispararan con fuego real para dispersar a los concentrados en la ciudad de Homs, en el centro.
Aparte, otras tres personas --miembros de esta familia-- murieron por disparos de bala en un puesto de control militar en el distrito de Bab Sbaa, también en Homs (a 140 kilómetros al norte de Damasco) cuando se dirigían a participar en la oración del Viernes.
"¡Gadafi ha acabado, ahora te toca a ti, Bashar!", gritaron los manifestantes en la ciudad de Maaret al Numaan, en la provincia de Idlib (noroeste), en referencia al presidente sirio, Bashar al Assad, según un testigo. "¡Prepárate, Al Assad!", gritaron los manifestantes en la ciudad de Tayyana, en Deir al Zor, una provincia tribal fronteriza con Irak.
Aparte, varios miles de personas se manifestaron en Houla, al noroeste de Homs, enarbolando las banderas sirias anteriores a la instauración del régimen del partido Baaz, que se hizo con el poder hace 48 años mediante un golpe de Estado. "¡Doctor, tú eres el próximo!", gritaban los manifestantes. Otro grupo enarboló banderas del CNT libio en la ciudad de Taftanaz, también en el norte.
Al Assad había reforzado considerablemente sus relaciones con Gadafi meses antes del comienzo de la llamada 'Primavera Árabe', un proceso de movilizaciones antidictatoriales que comenzó entre finales de 2010 y principios de 2011, con éxito, en Túnez y Egipto.