Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro muertos en un triple atentado suicida contra una empresa en Kandahar

Al menos cuatro guardias de seguridad han muerto y ocho han resultado heridos en un atentado perpetrado por tres terroristas suicidas contra la sede de la compañía logística Grupo Supremo en la región de Kandahar, en el sur de Afganistán, según han informado fuentes policiales a la agencia de noticias afgana Pajhwok.
Grupo Supremo es una empresa internacional que suministra combustible a la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), la misión de la OTAN. El atentado se registró el lunes a las 22.00 horas. Tres terroristas suicidas irrumpieron en la sede de la compañía, situada en la autopista Kandahar-Spin Boldak, y mataron a cuatro guardias y dejaron a otros ocho heridos, según ha informado el jefe de la Policía en Maiwand, el general Salem Ehsas.

Uno de los tres terroristas hizo estallar la carga explosiva que llevaba en un vehículo frente a la puerta principal de la compañía, con lo que permitió la entrada de los otros dos terroristas en el edificio. El segundo terrorista detonó el chaleco de explosivos que llevaba frente a la segunda puerta de la compañía mientras que el tercer terrorista suicida fue abatido por los guardias de seguridad, según ha relatado Ehsas.

El portavoz del gobernador provincial, Zalmay Ayubi, ha confirmado el atentado aunque ha explicado que no tienen constancia de la nacionalidad de las cuatro víctimas mortales. Por su parte, un portavoz de los talibán, Zabihulá Mujihd, ha asegurado que los terroristas suicidas han conseguido acabar con la vida de una decena de militares extranjeros y afganos.

La compañía Grupo Supremo sufrió el año pasado, también durante el Ramadán, un atentado que provocó heridas a diez de sus guardias de seguridad.