Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos seis muertos en cuatro atentados en El Cairo y Giza

Al menos seis personas han muerto y varias decenas más han resultado heridas este viernes en los cuatro atentados que se han producido en El Cairo y la localidad de Giza, muy próxima a la capital, coincidiendo con la víspera del tercer aniversario del levantamiento que en 2011 culminó con la caída del presidente Hosni Mubarak.
En el primer atentado, perpetrado con un coche bomba y ocurrido a primera hora de la mañana en un edificio de la Policía en el centro de El Cairo, han muerto cuatro personas, mientras que otras 76 han resultado heridas, según el balance ofrecido por el Ministerio de Sanidad.
Horas después, una persona ha muerto en Giza cuando un artefacto artesanal ha hecho explosión tras ser lanzado contra un vehículo policial cerca de una estación de metro, según ha relatado a la televisión estatal el 'número dos' de la seguridad local, Mahmud Faruk. Otras once personas han resultado heridas en este ataque.
Posteriormente, otra pequeña bomba ha estallado en una comisaría en Giza, muy cerca de las pirámides, pero en esta ocasión, según el Ministerio del Interior, no ha habido víctimas.
A primera hora de la tarde, en otro distrito también de Giza, se ha producido una nueva explosión en la que ha muerto al menos una persona, según la televisión estatal.
La ola de ataques en la capital se produce un día antes del tercer aniversario del inicio de las protestas que en último término terminaron con la salida del poder de Mubarak. En previsión de posibles incidentes, se ha ordenado reforzar la seguridad en todo el país.
"COMBATIREMOS EL TERRORISMO SIN PIEDAD"
El presidente interino, Adly Mansour, ha condenado enérgicamente la cadena de atentados. "Combatiremos el terrorismo sin piedad alguna", ha prometido, al tiempo que ha advertido de que no tolerará ningún intento de "manipular a Egipto" a través de la violencia.
"Es una 'línea roja' que no se va a cruzar, ni a la que nadie se aproximará siquiera. Estos actos terroristas que solo tienen por objetivo quebrar la voluntad de los egipcios al final terminarán consiguiendo que el pueblo sea más fuerte", ha subrayado, prometiendo que "quien quiera que haya planeado, financiado, incitado, participado o llevado a cabo estos crímenes será severamente castigado".
Por su parte, el ministro del Interior, Mohamed Ibrahim, que ha visitado el lugar del atentado en El Cairo, ha lamentado que los autores del mismo "no quieren que el pueblo celebre" el triunfo de la revolución. En este sentido, se ha mostrado convencido de que "millones se echarán a las calles" el sábado para celebrarla y ha dejado claro que el atentado no disuadirá a la Policía "en su feroz lucha contra el terrorismo".
El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha condenado os atentados y ha reclamado que los autores de estos ataques sean llevados ante la justicia. "Nada puede justificar estos actos de terrorismo", ha advertido en un comunicado.