Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos siete muertos en varios atentados en Irak durante la jornada electoral

Al menos siete personas han muerto en varios atentados este miércoles coincidiendo con las elecciones generales en el país, incluidos algunos ataques contra colegios electorales en los que los iraquíes deciden si Nuri al Maliki sigue como primer ministro.
Al menos cinco personas, entre ellas un policía, han muerto y otras tres más han resultado heridas en un atentado suicida en el distrito de Baiji, al norte de Tikrit, según una fuente de seguridad citada por la agencia iraquí NINA.
"Un suicida que vestía un cinturón con explosivos se ha inmolado en uno de los colegios electorales en el distrito de Baiji, matando a un policía y a cuatro civiles e hiriendo a otros tres", ha indicado.
Por otra parte, dos mujeres han muerto por la explosión de una bomba de carretera al norte de Kirkuk cerca de un colegio electoral en el distrito de Debis, según fuentes policiales.
Entretanto, en Mosul, en el norte del país, las fuerzas de seguridad han abatido a tres terroristas suicidas que pretendían cometer atentados en colegios electorales en distintos puntos de la provincia de Nínive.
En esta misma ciudad, dos soldados han resultado heridos por el estallido de una bomba de carretera en un puesto de control militar. Los dos soldados han sido llevados al hospital para recibir tratamiento, según una fuente policial.
ELECCIONES
Irak celebra hoy los primeros comicios en el país tras el repliegue de las tropas de Estados Unidos a finales de 2011 y en un momento en el que la violencia sectaria está alcanzando niveles similares a los de 2006, con más de 850 muertos este mes de abril y con casi 4.000 fallecidos en lo que va de año.
Más de 20 millones de iraquíes están llamados a las urnas en las elecciones parlamentarias que elegirán a los 328 integrantes del Consejo de Representantes, el Parlamento unicameral iraquí que deberá decidir el nuevo gobierno.
La cita con las urnas llega en un momento especialmente delicado, con el temor de muchos ciudadanos a que la violencia vuelva a sumir al país en un conflicto civil y con un gobierno que parece no poder frenar las embestidas de los grupos de milicianos, algunos vinculados con la red terrorista Al Qaeda.
Según datos de Naciones Unidas, Irak sufrió en 2013 el mayor número de muertos en atentados y ataques terroristas, con 7.818 civiles fallecidos y 1.050 militares y policías muertos. La violencia registrada en los últimos meses en la provincia de Anbar, donde las fuerzas de seguridad han bombardeado en las ciudades de Faluya y Ramadi las posiciones de grupos islamistas, ha llevado a cerca de 440.000 personas a huir de sus hogares en los últimos meses, lo que ha provocado una crisis humanitaria.
Según datos del centro Iraq Body Count, un total de 863 personas han perdido la vida en atentados y ataques de milicianos islamistas en Irak desde el 1 al 26 de abril, lo que sitúa la cifra de bajas en cerca de 4.000 en lo que va de año.