Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 24 muertos y más de 370 detenidos en enfrentamientos en un campamento 'okupa' en India

Al menos 24 personas han muerto y más de 370 han sido detenidas como consecuencia de los enfrentamientos registrados entre agentes de la Policía y manifestantes en un campamento levantado por 'okupas' en la localidad de Mathura, en el norte de India, según ha informado el diario 'Hindustan Times'.
Los enfrentamientos se han desencadenado cuando la Policía ha intervenido para expulsar a los miembros de una secta que habían ocupado un terreno gubernamental después de que el jueves un tribunal ordenara su desalojo.
Los agentes se han incautado durante la operación de un amplio arsenal de armas y munición y han detenido a más de 370 personas. Cuando los agentes comenzaron la operación de desalojo en el lugar se encontraban varios miles de personas que habían levantado un campamento de protesta.
Según el diario indio, al inicio de las operaciones policiales, varias personas dispararon desde las copas de los árboles contra los agentes, que les respondieron abriendo fuego, con un saldo de al menos 24 personas muertas.
La Policía ha detenido a más de 370 personas por su implicación en los enfrentamientos, en los que los activistas han llegado a usar cilindros de gas como artefactos explosivos, provocando un incendio que ha acabado con la vida de once personas.
Entre las víctimas mortales de los enfrentamientos figuran dos policías que fueron abatidos a tiros por los manifestantes. Hay más de 100 personas heridas, de las cuales 23 son policías que han tenido que ser hospitalizados, algunos de ellos con heridas de bala.
El ministro principal del estado de Uttar Pradesh, Akhilesh Yadav, ha ordenado una investigación sobre lo sucedido en el desalojo de este campamento improvisado levantando en un terreno gubernamental ocupado desde hace dos años.
Los agentes de la Policía se han incautado en la operación de 47 pistolas, seis fusiles y 178 granadas de mano en todo el campamento. Los 'okupas' llevan dos años asentados en este terreno para reclamar a las autoridades que creen servicios públicos y den subvenciones al combustible.