Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 25 muertos por enfrentamientos con las fuerzas sirias

Al menos 25 personas, incluidos tres niños, han muerto este jueves en varias ciudades de Siria a causa de la represión de las fuerzas de seguridad, según han informado este viernes varios grupos pro Derechos Humanos a la cadena estadounidense CNN.
Los Comités de Coordinación Local han informado este viernes a través de un comunicado de que once personas han muerto en la ciudad de Hama (centro): siete en el suburbio de Kernaz, dos en el de Qalat Madeq, uno en el de Latamná y otro en el de Kafranbodá.
En la ciudad de Homs (centro), epicentro de las protestas antigubernamentales, han muerto siete personas, después de que se escuchase una fuerte explosión en el barrio de Bayada, donde al parecer las fuerzas de seguridad han abierto fuego contra los manifestantes.
Además, añade el grupo opositor, otras tres personas han muerto en la provincia de Idlib (noroeste), dos en la de Deraa (sur) y otras tantas en la de Lattakia (noroeste).
Horas antes, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos ha informado a la cadena Al Arabiya de que un joven de 15 años ha muerto y tres personas han resultado heridas en Dael, una localidad próxima a Deraa, otras dos personas en Homs y cinco en Hama, entre ellas un niño de doce años.
Así, según la cifras de Los Comités de Coordinación Local el balance de víctimas ascendería a 25 muertos. Si bien, CNN advierte de que no ha podido confirmar la información debido a la censura mediática impuesta por el régimen sirio.
Desde que comenzaran las protestas contra el Gobierno de Bashar al Assad, el pasado mes de marzo, al menos 3.000 personas han muerto a causa de los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad, según cifras de Naciones Unidas.