Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres muertos en la explosión de un autobús en Damasco

Tres personas han muerto y decenas más han resultado heridas a causa de la explosión registrada en un autobús en el que viajaban peregrinos iraníes a las afueras de Damasco. Las autoridades sirias han descaratado el atentado porque no han encontrado explosivos en el lugar de los hechos. El accidente se ha producido a primera hora de la mañana en una estación de servicio próxima al hospital "Imán Jomeini", en el barrio de Saida Zainab.
Las fuentes policiales han especificado que no se trata de un atentado. En una primera revisión de la zona, los investigadores no han encontrado restos de "explosivos o indicios de que se trate de una acción terrorista", por lo que todo apunta a una explosión fortuita según las autoridades.
Han fallecido tres personas y hay decenas de heridos, según fuentes oficiales. Aunque algunos testigos de la explosión elevan el número de muertos y heridos. Todas las víctimas son peregrinos iraníes.
La zona ha quedado acordonada por fuerzas policiales y los agentes impiden a los periodistas acercarse al lugar.
Según el diario digital sirio "SNS", la explosión se produjo en un autobús vacío que estaba aparcado en la estación de servicio.
Saida Zainab es un barrio popular de las afueras de Damasco donde se encuentra la mezquita chií del mismo nombre, lugar de peregrinación de cientos de miles de chiíes en las fiestas anuales de la "Ashura", a comienzos de año. Ese barrio, habitado por cerca de medio millón de personas, ha sido elegido por la mayoría de los chiíes iraquíes que han salido de su país huyendo de la violencia para refugiarse en Siria. EPF/EBP