Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco muertos en una explosión en una planta eléctrica en EEUU

Aún hay varias personas en paradero desconocido, que podrían encontrarse entre los escombros de la central Kleen Energy Systems. Los servicios de emergencia desarrollan una operación de búsqueda con perros entre los escombros para tratar de localizar a posibles supervivientes.
Unos cincuenta trabajadores se encontraban en el lugar cuando se produjo la explosión, indicó el teniente de bomberos Al Santostefano a los medios estadounidenses.
Numerosas ambulancias y vehículos de bomberos se desplazaron al lugar del suceso, tras la gigantesca explosión, que se oyó en más de 16 kilómetros a la redonda y que algunos vecinos tomaron por un terremoto.
La explosión se produjo en torno a las 11.30 hora local (16.30 GMT) en la central, que se encontraba en construcción y que tenía previsto comenzar a funcionar a finales de este año.
Una humareda negra podía verse procedente de la central, mientras varios helicópteros evacuaban a los heridos a los hospitales cercanos.
El hospital de Middlesex, en las cercanías de la central, informó de que recibió a once heridos por la explosión, de los que uno fue trasladado a otro centro en Hartford.
Varios de los heridos sufrían rotura de huesos en la pelvis y las extremidades, declaró a la cadena CNN el médico Jonathan Bankoff.
Hasta el momento, se desconoce la causa de la explosión, aunque una teoría apunta a que pudo estallar una de las tuberías de gas que alimenta la central, cuyo administrador, Gordon Holk, indicó que en el momento de la explosión los equipos llevaban a cabo una serie de operaciones de limpieza de tuberías.