Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueve muertos y 4 heridos en un ataque con morteros en Argelia

Nueve vigilantes de seguridad murieron y otros cuatro resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, en un atentado perpetrado anoche cerca de unas instalaciones de la compañía eléctrica argelina Sonelgaz en Ziama Mansouriah, en la provincia oriental de Jijel, informaron hoy a EFE fuentes seguridad locales.
Según las mismas fuentes, el ataque fue efectuado a distancia por un grupo de terroristas que utilizaron los denominados "heb-heb" -morteros de fabricación artesanal- para bombardear la base de los agentes de la compañía privada de seguridad Spass.
Esta empresa se encarga de vigilar el transporte de agua desde una presa cercana hasta las instalaciones en la zona de la compañía eléctrica estatal argelina.
Tras atacar con morteros la base de los vigilantes, los terroristas dispararon sobre ellos y se acercaron posteriormente al lugar para hacerse con sus armas.
La base de la compañía de seguridad se encuentra cerca de las instalaciones de Sonelgaz y también a unos 500 metros de las obras de un túnel de carreteras que construye la empresa italiana Astaldi.
Un portavoz de la Embajada italiana indicó que no se han registrado víctimas entre los trabajadores de esta empresa que operaban en el túnel, a cerca de 350 kilómetros al este de Argel.
Los heridos fueron evacuados al hospital de Jijel.
El ataque con morteros de fabricación casera es una técnica utilizada habitualmente por los grupos terroristas argelinos durante los años noventa y que emplea actualmente en ocasiones la organización Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI).
Ninguna fuente oficial ha confirmado hasta el momento el atentado, que se produce a pocas semanas del comienzo el próximo 19 de marzo de la campaña electoral para los comicios presidenciales del 9 de abril.
La misma zona de Ziama Mansouriah había sufrido otro atentado similar el 5 de marzo de 2008 que causó la muerte de tres vigilantes de seguridad.
El de anoche es el atentado mortal más grave registrado en Argelia desde finales de agosto.
El pasado 12 de febrero, el día en que el presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, anunció que concurrirá a un tercer mandato en las elecciones, un doble atentado mató a siete personas, entre ellas dos mujeres y un recién nacido, en la ciudad de Tebesa, en el este del país y muy cerca de la frontera con Túnez.