Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro muertos, entre ellos un niño de dos años, por las tormentas en Virginia

Un total de cuatro personas, entre ellas un niño de dos años de edad, han fallecido a causa de las fuertes tormentas que han azotado el estado estadounidense de Virginia, según han confirmado las autoridades locales.

Los mayores daños se han registrado en la localidad de Waverly, donde han fallecido dos hombres --de 50 y 26 años-- y un niño de dos años, cuando su autocaravana fue arrasada por el temporal, tal y como detalla la cadena estadounidense CNN.
Las fuertes tormentas y varios tornados afectaron también el pasado martes a los estados de Luisiana y Misisipi, donde otras tres personas fallecieron y decenas resultaron heridas.
En concreto, dos personas fallecieron al arrasar un tornado el camping de caravanas Sugar Hill RV Park, en la localidad de Convent (Luisiana), ubicada a unas 60 millas (100 kilómetros) al oeste de Nueva Orleans, según confirmó el portavoz de la Oficina del Sheriff del distrito de St. James, Brandon Keller. Además, treinta personas fueron trasladas a hospitales cercanos.
El gobernador de Luisiana, John Edwards Bel, declaró el estado de emergencia en la zona y viajó a Convent para inspeccionar en primera persona los daños registrados por el paso de las fuertes tormentas.
Otra persona falleció en el condado de Lamar (Misisipi), tal y como indicó el sheriff Danny Rigel. El Servicio Meteorológico Nacional detalló que el radar indicaba un posible tornado en el lugar, donde una autocaravana ha resultado destrozada.
El organismo ha advertido de que en buena parte de la costa sureste de Estados Unidos también se pueden registrar tornados, precipitaciones y fuertes rachas de viento, por lo que pide extremar la precaución.