Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un vídeo muestra los últimos momentos del asesino de Alemania

El vídeo que se ha hecho público horas después del tiroteo en la escuela de Winnenden, en el sur de Alemania. En las imágenes se ve, a pesar de la mala calidad de la imagen, como el joven se atrinchera en el aparcamiento de un concesionario de coches, momentos después de emprender un huida de 40 kilómetros.
Las imágenes muestran al joven de pie, con la pistola que ha utilizado para matar a los estudiantes de la escuela en alto mientras se mantiene un tiroteo con la policía. Segundos después, aparece abatido en el suelo. La versión oficial de lo ocurrido que ha dado la policía alemana es que el joven se suicidó al verse acorralado por los agentes.
Sus compañeros aseguran que Tim Kretschmer era un chico normal, aunque era muy aficionado a las armas y practicaba su puntería en un bosque cercano a su casa. Su padre tenía, de forma ilegal, hasta quince armas, una de las cuales parecer ser con la que el joven acabó con la vida de los estudiantes de su antiguo colegio. Las investigaciones de la policía se centran ahora en la casa y las posesiones de la familia del adolescente.
La masacre no fue anunciada por el asesino

Después de que se informara de que Tim Kretschmer anunció a través de Internet la masacre que pensaba llevar a cabo en una escuela, la policía ha rectificado y ha aclarado que el mensaje aparecido en Internet no era suyo, ya que su escrito no salió de su ordenador.

Los investigadores rectificaron con ello las informaciones anteriormente difundidas horas antes, en rueda de prensa, por el responsable de Interior de Baden Württemberg, Heribert Recht, en las que atribuía al joven la autoría de un mensaje en esos términos aparecido en un chat.

En el mensaje inicialmente atribuido al muchacho, el autor afirmaba tener armas y estar dispuesto a ir a su antiguo colegio "para hacer una buena barbacoa".

"Estoy harto de esta vida" y "nadie reconoce mi potencial" fueron otras de las frases del "chat" leídas ante la prensa por Rech.

Ahora se investiga quién envió tal mensaje anunciando la masacre.
La versión oficial dice que se suicidó 
Tim entró en la escuela a las nueve de la mañana, enmascarado, con al menos un armas, vestido con un traje de combate, entró en varias aulas y comenzó a disparar, sobre todo a mujeres. Asesinó de un tiro en la cabeza a tres profesoras y nueve estudiantes menores de 16 años, de los cuales ocho eran chicas.
Después de la matanza, escapó hacia el centro del pueblo, consiguiendo mantener una huida de 40 kilómetros hasta una localidad cercana. En su camino se cruzó con un transeúnte que también fue asesinado por el joven. Después de atrincheraba en el parking de un concesionario. Allí cerró su matanza asesinando a dos empleados y quitándose la vida, según la versión oficial. BQM/RSO