Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los talibán muestran su confianza en la victoria y aseguran controlar grandes partes del país

El portavoz de los talibán, Zabiulá Muyahid, ha afirmado este jueves durante una entrevista concedida a la cadena de televisión británica BBC que el movimiento está "confiado de que conseguirá la victoria" sobre las tropas de la Fuerza internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), al tiempo que ha asegurado que ya controlan grandes partes del país.
"Estamos seguros de que serán derrotados", ha dicho, antes de sostener que los milicianos talibán "están en todas partes" y que las tropas internacionales "tienen miedo a abandonar sus bases", donde "se encuentran confinadas".
Así, Muyahid ha detallado que el grupo controla "grandes parcelas" de la provincia de Helmand, donde operan las tropas británicas, al tiempo que ha advertido de que, en caso de volver al poder, no moderarán las prácticas que llevaron a cabo durante su gobierno entre 1992 y 2001.
Por otra parte, ha subrayado que el movimiento no participará en las elecciones presidenciales previstas para este año, que ha descrito como "un proceso falso" y ha indicado que los talibán "no tienen relación alguna con ninguno de los candidatos".
Esta misma semana, el partido afgano Hezb-e-Islami, el segundo grupo insurgente más importante del país tras los talibán, ha emitido un llamamiento para pedir a sus seguidores que participen en los comicios. Anteriormente, se habían opuesto a la celebración de elecciones mientras continuara la presencia de soldados extranjeros en el país.
La continuación de la presencia de las tropas extranjeras depende de la firma por parte del presidente, Hamid Karzai, del Acuerdo Bilateral de Seguridad (ABS) con Estados Unidos, que el mandatario ha aplazado hasta que Washington se comprometa a no realizar ninguna operación militar en viviendas de civiles y a impulsar de forma honesta el proceso de paz con los talibán.
En respuesta, el Gobierno estadounidense ha anunciado que estudiará poner en práctica la denominada 'opción cero' en Afganistán, es decir, el repliegue de todas sus tropas después de 2014.
Las tropas estadounidenses han estado en Afganistán desde que lideraron a las fuerzas multinacionales en el derrocamiento del régimen talibán a finales del 2001 y en el país todavía hay 47.000 militares estadounidenses.
Estados Unidos ha estado en conversaciones con funcionarios afganos para mantener una pequeña fuerza residual de alrededor de 8.000 militares en el país después de que termine sus operaciones el próximo año.