Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La vuelta de los musulmanes a la Explanada de las Mezquitas se salda con nuevos choques y cien heridos

La reapertura del complejo de la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén a los musulmanes se ha saldado este jueves con una nueva ola de enfrentamientos entre manifestantes palestinos y fuerzas de seguridad israelíes en los que al menos un centenar de personas han resultado heridas, según un balance preliminar de la Media Luna Roja.
El Waqf, la autoridad musulmana que controla los lugares islámicos en la Explanada de las Mezquitas, había confirmado este jueves la retirada de todas las medidas de seguridad adoptadas por Israel en la zona y ha animado a los fieles a volver a rezar en la mezquita de Al Aqsa.
Durante la madrugada, Israel ha procedido a retirar las cámaras de seguridad y las barricadas instaladas para reforzar la seguridad en torno al Monte del Templo --como llaman los judíos al enclave-- a raíz del ataque del pasado 14 de julio en el que murieron dos guardias israelíes.
Miles de palestinos han respondido al llamamiento y han acudido de nuevo al lugar, donde se han registrado nuevos choques tan sólo una hora después de la reapertura. La Media Luna Roja palestina ha asegurado que al menos 94 personas han sido atendidas después de unos enfrentamientos en los que las fuerzas de seguridad han lanzado gases lacrimógenos y pelotas de goma contra los fieles, informa la agencia Maan.
Las autoridades israelíes han denunciado el lanzamiento de piedras por parte de los manifestantes. Las fuerzas de seguridad han advertido de que responderán "contundentemente" a cualquier desorden, según informa el periódico 'The Jerusalem Post'.
La entrada al complejo sigue limitada a mujeres y hombres mayores de 50 años y estas restricciones probablemente seguirán en vigor para las oraciones del viernes, en las que incrementa considerablemente el número de fieles que acuden a este lugar santo.