Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sueños rotos de Adelma, Olivier y Léopold, asesinados en Bruselas

Adelma, una madre de 36 años de nacionalidad peruana tenía un sueño: abrir un restaurante en Bruselas; Léopold tenía 22 años y estudiaba en la Universidad Saint-Louis de Bruselas y Olivier trabajaba en la Fédération Wallonie Bruxelles, una organización gubernamental que ayudaba a los francófonos en Bruselas... Todos tienen algo en común: fueron asesinados en los atentados de Bruselas.

Adelma Tapia Ruiz estaba en la cola de facturación, faltaba poco para que la atendiesen. Su marido, de nacionalidad belga, se alejó para controlar a sus dos hijas gemelas de 3 años que jugaban a escasos metros, unos metros que les salvaron la vida.
Ella, como las otras 30 personas que los terroristas asesinaron en Bruselas, tenía un sueño que no podrá realizar: abrir un restaurante en la capital belga. "Es muy complicado explicar la pena que sentimos en casa", escribió su hermano en Facebook tras su muerte.
Léopold Hecht tenía tan sólo 22 años y estudiaba Derecho en la Universidad Saint-Louis de Bruselas. Su hermano y un amigo pidieron ayuda desesperadamente en Facebook para encontrarle. Viajaba en el metro y resultó gravemente herido en el atentado del metro de Maelbeek. La muerte le alcanzó en el hospital.
Su universidad comunicó su fallecimiento en Facebook y convocó un minuto de silencio por Leopold y el resto de víctimas.
Olivier Delespesse era un trabajador de la Fédération Wallonie Bruxelles, una organización gubernamental que ayudaba a los francófonos en Bruselas. Un grupo de Facebook creado para buscar a las víctimas había preguntado por él. Su empresa fue la encargada de comunicar su muerte en dicha red social. Viajaba en el metro y falleció en el atentado al metro de Maelbeek.
Víctimas de "40 nacionalidades"
Entre las víctimas mortales y los heridos de los atentados del martes en Bruselas hay unas "40 nacionalidades", según ha indicado el ministro de Asuntos Exteriores belga, Didier Reynders.
Al menos 31 personas murieron y otras 260 resultaron heridas, según el último balance oficial, en los dos atentados que el martes golpearon el aeropuerto internacional de Bruselas-Zaventem y la estación de metro de Maelbeek, en pleno barrio europeo, sede de las instituciones europeas.
Aunque el grupo terrorista Estado Islámico ha reivindicado los ataques como respuesta a la participación de Bélgica en la coalición internacional contra los yihadistas, los atentados de Bruselas han sido interpretados también como un golpe a Europa, por los lugares elegidos para atentar.
Las graves lesiones sufridas por las víctimas complica las labores de identificación, por lo que por el momento apenas se conocen datos oficiales ni de fallecidos ni de heridos.
Las redes sociales, sin embargo, están siendo utilizadas por familiares y amigos para tratar de localizar a sus seres queridos, desaparecidos desde el momento de los atentados.
Por el momento, la única víctima mortal confirmada por fuentes oficiales es Adelma Marina Tapia Ruiz, una joven de 36 años de nacionalidad peruana. Tapia Ruiz falleció en el atentado en el aeropuerto, en donde se encontraba junto a su marido y sus dos hijas, una de los cuales resultó herida, según un comunicado difundido por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Perú.