Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La niña que no puede parar de reír

Enna ríe durante todo el día. Foto: The Suntelecinco.es
Enna Stephens fue sometida, con sólo siete años de edad, a una complicada operación para extirparle un tumor en el cerebro. Ahora, tras la cirugía, la pequeña no puede parar de reír. Los médicos aseguran que es algo normal y que los pacientes que son sometidos a este tipo de intervenciones pueden ver alterada su personalidad.
La pequeña Enna, que vive en Cleveland, tuvo que ser sometida a una operación para extirparle un tumor del cerebro. Los médicos advirtieron a los padres de la niña que este tipo de operaciones puedes sufrir cambios de personalidad a corto plazo y hacer que se sientan deprimidos o enojados.
Según informa el diario The Sun, en el caso de Enna ocurrió todo lo contrario. Después de ser operada no puede parar de reír.
"Enna se ríe durante 15 minutos seguidos, constantemente, durante todo el día", explica la madre de la niña, Vana, "es hermosos escucharla reír a carcajadas después de todo lo que ha pasado.
"Una vez que empezó y nos dimos cuenta de que nosotros hacíamos lo mismo. Es tan contagiosa. Es una gran manera de liberar nuestras emociones", cuenta.
La niña, según informa el citado diario, se recupera bien de la operación pero la parte de su cerebro que controla las emociones ha quedado temporalmente dañada. "Ella todavía se ríe y se ríe mucho y una vez que empieza no puede parar, cuando va a las revisiones del hospital tiene arrebatos de histeria".