Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos niños británicos de 10 y 12 años, culpables de una brutal paliza a otros dos niños

Los agresores han estado esperando un juicio por intento de asesinato. Sin embargo, se han declarado culpables de cargos menores para evitar ese juicio. Se han declarado culpables de robar el móvil de uno de los chicos y el dinero del otro. También han admitido dos cargos de intento de agresión sexual, según Timesonline.com.
El fiscal ha aceptado su culpabilidad para evitar que las víctimas "tengan que revivir en el juzgado los estremecedores acontecimientos de su terrible experiencia" y porque los dos niños se enfrentan, de todas formas, a la pena máxima.
Los ataques se produjeron en abril. Los agresores dejaron a su víctima de 11 años luchando por su vida al borde de un barranco, inconsciente y sangrando por una herida en la cabeza, con la mitad del cuerpo sumergido en las aguas de una cantera.
El niño de nueve años fue encontrado vagando por las calles del pueblo, Edlington, cerca de Doncaster, descalzo, aturdido, cubierto de barro y de sangre con una herida de cuchillo en el brazo. Los dos niños presentaban quemaduras de cigarrillos.
Las dos víctimas iban a pescar cuando fueron parados por los dos agresores, que les pidieron sus móviles, las zapatillas y el dinero que tuvieran, que eran unas 5 libras.
Cuando los dos niños se negaron, les amenazaron con un cuchillo, les golpearon con un ladrillo, les torturaron y los arrojaron por la pendiente de un barranco.
Los hermanos, que estaban bajo la custodia de servicios sociales, se habían mudado a Edlington sólo tres semanas antes con familias de acogida en el pueblo.